• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Invasión de serpientes "importadas" amenaza lagarto en Islas Canarias

Una serpiente rey albino expuesta en una feria en Berlín | AFP

Una serpiente rey albino expuesta en una feria en Berlín | AFP

Estos reptiles, que pueden ser de diferentes colores, aunque en la isla la mayoría son del tipo albino, blancas con anillos amarillos y los ojos de pupila rosada, alcanzan una talla máxima de un metro ochenta centímetros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como consecuencia de una invasión de serpientes del tipo rey albino en el archipiélago español de las Islas Canarias, que amenaza con extinguir a una especie poco común de lagarto, se ha convocado a expertos internacionales para un seminario los días jueves y viernes.

La isla de Gran Canaria, la más grande del archipiélago del Océano Atlántico frente a las costas africanas, ya eliminó miles de serpientes rey procedentes de California (EE UU), que fueron introducidas como mascotas y se han reproducido a gran escala gracias a un clima favorable.

Estos reptiles, que pueden ser de diferentes colores, aunque en la isla la mayoría son del tipo albino, blancas con anillos amarillos y los ojos de pupila rosada, alcanzan una talla máxima de 1,80 m.

En Estados Unidos, sobre todo, este ofidio ha sido adoptado como animal de compañía puesto que es inofensivo para el ser humano. Sin embargo, sí lo es para otras especies, y amenaza al lagarto gigante de Gran Canaria, explicó a la AFP el ecologista Ramón Gallo, responsable de la campaña contra la proliferación de este animal.

El lagarto gigante de Gran Canaria "es una especie exclusiva de la isla y, si por ejemplo, las culebras se extienden por toda ésta, lo hace una especie en alto peligro" de extinción, explica Gallo.

"Estamos hablando de salvaguardar la biodiverssidad canaria, que es uno de los valores más importantes que tiene Canarias para el mundo (...) Gran Canaria es un laboratorio biológico en general, y una especie como ésta puede poner en peligro a otra de las más importantes del archipiélago", añade el biólogo.

Según Gallo, quien obtuvo fondos estadounidenses en 2011 para esta campaña, unas 2.000 serpientes fueron muertas desde 2007 por guardias forestales, particulares, así como por perros entrenados y halcones.

Pero, la especie sigue siendo numerosa, al punto que expertos internacionales, estadounidenses entre ellos (la serpiente es muy común en los estados del suroeste), se abocarán a estudiar este problema durante el seminario "La gestión de reptiles exóticos invasivos", que se inaugura el jueves en Las Palmas, capital de Gran Canaria.