• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Inspeccionan municipio de Cojedes para detectar presencia de caracol africano

Caracol Africano / Dexcy Guédez

Caracol Africano / Dexcy Guédez

Este caracol, originario de la Costa Este de África, puede ser erradicado con agua, cal o sal. Quienes detecten este animal pueden agarrarlo con guantes y sumergirlo en un recipiente que contenga tres litros de agua y un kilo de cal, o tres partes de agua y una de sal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 Con el propósito de mantener la vigilancia y control del caracol africano, una especie exótica altamente invasora que afecta los ecosistemas, el Ministerio para el Ambiente (Minamb) realizó una inspección en la comunidad Cojedito, ubicada en el estado Cojedes.

La directora del Minamb en esta entidad llanera, Alida Sparks, informó que cuentan con el personal técnico para mantener un monitoreo en las áreas afectadas por la proliferación del caracol africano, durante las lluvias registradas en 2013.

Destacó que en los próximos días realizarán el mismo operativo en los demás municipios de Cojedes, donde también se detectó la presencia de esta especie.

Sparks exhortó a las comunidades a realizar limpieza en los patios, así como a recolectar la basura sobre todo durante los meses de enero y mayo para aprovechar la época de verano.

Esto impide que los caracoles no tengan sitio donde protegerse del sol, una vez que eclosionen los huevos, lo cual evita los brotes en la temporada de lluvias que es la época de reproducción, refiere una nota de prensa del Minamb.

Se ha determinado que aun cuando este caracol no transmite enfermedades al ser humano puede ser portador de infecciones, por lo que se recomienda a la población tratarlo con precaución a la hora de eliminarlo.

Este caracol, originario de la Costa Este de África, puede ser erradicado con agua, cal o sal. Quienes detecten este animal pueden agarrarlo con guantes y sumergirlo en un recipiente que contenga tres litros de agua y un kilo de cal, o tres partes de agua y una de sal.

Es fundamental cerrar el recipiente y dejarlo así por más de cuatro horas; luego sacar el caracol y enterrarlo a 40 o 50 centímetros de profundidad y añadir sal.