• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

ISON se acerca a su prueba "de fuego" este 28N cerca del Sol

En las primeras horas del 27 de noviembre, Ison fue visible para los observatorios de la Agencia Espacial Europea y Nasa Solar/ Cortesía NASA

En las primeras horas del 27 de noviembre, Ison fue visible para los observatorios de la Agencia Espacial Europea y Nasa Solar/ Cortesía NASA

De sobrevivir a las altas temperaturas después de este tránsito a 1,2 millones de kilómetros del astro rey, su pobrillo será muy superior al de las estelas dejadas por los cometas similares en los últimos 50 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cometa Ison dejará su estela luminosa en el cielo a partir del próximo 28 de noviembre, cuando haga su mayor acercamiento al Sol. El cuerpo celeste podrá ser observado a simple vista, sin el uso de telescopios, por el lado Este del cielo durante las madrugadas, según afirmó Enrique Torres, coordinador de Divulgación de la Oficina de Socialización del Conocimiento Científico del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic).

A comienzos del mes de diciembre el cometa alcanzará su máximo brillo. A pesar de ello, desde finales de septiembre fue visible a través del uso de telescopios, cuando inició tímidamente sus apariciones en el firmamento al pasar cerca de Marte el 1 de octubre.

Las altas temperaturas que Ison debe soportar al aproximarse a 1,2 millones de kilómetros del astro solar aumentarán su brillo y los gases que desprenderá. Sin embargo, la fuerte radiación podría provocar que el cometa se desintegrara. De sobrevivir a estas condiciones, su potente brillo sería muy superior al de las estelas dejadas por los cometas similares de los últimos 50 años.

“La órbita que recorre, muy cercana al Sol, posibilita que sus gases sean expulsados y repelidos con violencia en dirección opuesta al astro solar, debido al aumento de la temperatura. Esta situación es la responsable del incremento en su brillo” explicó Torres.

Este cometa proveniente de la nube de Oort – zona rica en cometas y asteroides - fue descubierto en septiembre de 2012 y pasará a una distancia lejana de la Tierra, estimada en 40 millones de millas, por lo que no representa ningún peligro para el planeta.

Ison, cuya denominación oficial es C/2012 S1, fue descubierto en septiembre de 2012 por los astrónomos rusos Vitali Nevski y Artyom Novichonol de la Red Óptica Científica Internacional. Se calcula que el núcleo del cuerpo celeste mida entre cinco y seis kilómetros de diámetro, mientras que su cola alcanza 90.000 kilómetros.

Se espera que el espectáculo celestial que antecederá a los amaneceres, se aprecie hasta finales de diciembre o comienzos del próximo año.

Lluvia de luz en el cielo

En tiempos remotos la aparición de los cometas infundía temor en la población, porque se les asociaba con el anuncio de malas noticias. Con el avance del conocimiento científico se descubrió el potencial que tienen las antiguamente llamadas “barbas celestiales”, para dar pistas sobre la formación del Sistema Solar.

Cada vez que chocan entre sí, en la nube de Oort, los cometas ingresan al Sistema Solar y se transforman en materia gaseosa al acercarse al Sol. Es por ello, que se les aprecia como una cola de luz que atraviesa el cielo.

Estos cuerpos celestes son descritos como una bola de hielo compuesta por agua, metano, dióxido de carbono, silicio y salpicada por polvo. Tienen una trayectoria elíptica, parabólica e hiperbpolica y siempre están en movimiento.

Al acercarse al sol las altas temperaturas subliman los hielos y los convierten en gases. Este fenómeno es el responsable de que se observen largas colas cometarias a manera de un haz de luz que recorre el cielo.

El cometa Halley es quizás uno de los más famosos. Ha sido observado desde el año 1531 y se ha hecho visible en 29 oportunidades. Se le considera uno de los cometas más luminosos de período corto que se puede observar desde la Tierra, debido a que en promedio cumple su órbita cada 76 años. 

Escrito por: Mariel Cabrujas