• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Galaxias escondidas tras la Vía Láctea salen a la luz

Un grupo internacional de científicos ha usado el radiotelescopio CSIRO en Australia para poder mirar

Un grupo internacional de científicos ha usado el radiotelescopio CSIRO en Australia para poder mirar

El profesor Lister Staveley-Smith aseguró que se han podido observar 883 galaxias, lo que representa un tercio de las que no se han visto hasta ahora 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Vía Láctea guardaba el secreto de cientos de galaxias que se escondían tras ella, pero que finalmente han podido ser observadas, un descubrimiento que permite además arrojar alguna luz sobre una misteriosa anomalía gravitacional conocida como el Gran Atractor.

Un grupo internacional de científicos ha usado el radiotelescopio CSIRO en Australia para poder mirar, a través del polvo y las estrellas de Vía Láctea, hacía una región inexplorada del espacio, según un estudio publicado por Astronomical Journal.

Han podido localizar y observar 883 galaxias, un tercio de las cuales nunca se habían visto hasta ahora, según el profesor Lister Staveley-Smith, de la Universidad de Western Australia y director del estudio.

A pesar de estar solo a 250 millones de años luz de la Tierra, una distancia muy cercana en términos astronómicos, las nuevas galaxias han permanecidas ocultas a la vista por su situación respecto a nuestra propia galaxia.

"La Vía Láctea es, por supuesto, muy hermosa y es muy interesante estudiar nuestra galaxia, pero bloquea totalmente la visión de otras galaxias más distantes ubicadas detrás de ella", explicó el experto en un comunicado de la universidad.

El descubrimiento de estas galaxias escondidas pueden ayudar a explicar la región del Gran Atractor, que sería la que atrae a la Vía Láctea y a otros cientos de miles de galaxias rápidamente y con una fuerza gravitacional equivalente a mil millones de Soles.

El Gran Atractor, también llamado el Muro, es una gran concentración de galaxias, se cree que una de las más grandes del Universo, pero por su situación respecto a la Vía Láctea es casi imposible observarlo.

"Realmente, no entendemos qué está causando la aceleración gravitacional de la Vía Láctea o de dónde viene", aunque "sabemos que en esa región (del espacio) hay unas acumulaciones de galaxias de gran tamaño a las que llamamos 'clusters' o 'superclusters' y que la Vía Láctea se mueve hacía ellas a una velocidad de más de dos millones de kilómetros por hora", reconoció Staveley-Smith.

Los científicos han tratado de observar el misterioso Gran Atractor desde que en la década de los setenta y ochenta se descubrieron las grandes desviaciones de la expansión universal.

Los investigadores identificaron algunas nuevas estructuras que podrían ayudar a explicar el movimiento de la Vía Láctea, incluidas tres concentración de galaxias (llamadas NM1, 2 y 3) y dos nuevos "cluster" (CW1 y CW2).

El estudio publicado por Astronomical Journal contó con la colaboración de investigadores procedentes de Australia, Sudáfrica, Estados Unidos y Holanda.