• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Expertos habían avisado a Virgin Galactic de sus problemas de seguridad

El SpaceShipTwo es la nave con la que esperan llevar los primeros turístas espaciales / Foto BBC Mundo

El SpaceShipTwo es la nave con la que esperan llevar los primeros turístas espaciales / Foto BBC Mundo

"Les avisé de que el motor de la nave era potencialmente peligroso", explicó Carolynne Campbell, principal experta en propulsión de cohetes de la Asociación Internacional para el Avance de la Seguridad en el Espacio (IAASS, por sus siglas en Inglés), con sede en Holanda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una experta de una organización sin ánimo de lucro especializada en seguridad espacial dijo este domingo que había avisado varias veces a Virgin sobre sus problemas de seguridad antes del accidente del viernes.

"Les avisé de que el motor de la nave era potencialmente peligroso", explicó Carolynne Campbell, principal experta en propulsión de cohetes de la Asociación Internacional para el Avance de la Seguridad en el Espacio (IAASS, por sus siglas en Inglés), con sede en Holanda.

Varias teorías previas apuntaban al tipo de carburante utilizado y a los problemas de seguridad de la empresa.

El vuelo de Virgin fallido, el número 35 del SpaceShipTwo, que fue diseñado para ofrecer vuelos suborbitales a turistas, era el primero que utilizaba un nuevo tipo de combustible para cohetes.

Campbell afirmó que en 2009 había enviado copias de un artículo científico sobre los peligros de la propulsión de cohetes "a varias personas de Virgin, pero fue ignorado", al igual que una posterior conversación telefónica al respecto, aseguró.

El accidente del viernes no es la primera tragedia que golpea al programa de Virgin Galactic. En 2007, tres personas murieron tras la explosión de otro cohete diseñado para ser usado en el SpaceShipTwo.

El magnate británico y jefe de Virgin, Richard Branson, cuyo sueño de organizar viajes comerciales al espacio sigue vivo, pidió que no se especule con las causas del accidente hasta que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte se pronuncie después de la investigación.

El accidente, que mató a un piloto e hirió gravemente a otro, fue el segundo dentro de la industria espacial privada en pocos días después de que el cohete Antares que llevaba suministros para la Estación Espacial Internacional explotara después de despegar.