• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Experto del MIT pide aumentar en 20% generación de energía limpia para 2055

Las energías renovables pueden ayudar a disminuir el calentamiento global | Foto: EFE

Las energías renovables pueden ayudar a disminuir el calentamiento global | Foto: EFE

El uso de nuevas tecnologías permitiría mejorar la eficacia de los sistemas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los próximos 40 años se debe aumentar en 20 % la generación de energía de fuentes limpias para evitar efectos drásticos de aumento de temperatura asociados al cambio climático, advirtió este viernes hoy el investigador estadounidense del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Tonio Buonassisi. El académico del MIT dictó una conferencia en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en Ciudad de México.

"Si queremos evitar un alza de temperatura global superior a dos grados centígrados necesitamos aumentar la generación de energía con bajas emisiones de carbono como la geotérmica, de marea, eólica y solar en 20% hacia el año 2055", explicó Buonassisi en la conferencia. El titular del Laboratorio de Investigación en Energía Solar Fotovoltaica del MIT indicó que uno de los mayores retos que enfrenta su laboratorio es fabricar fotoceldas que superen la eficiencia de las que existen en el mercado. "En el mediano plazo necesitamos innovaciones en la elaboración de cristales de silicio (uno de los materiales más usados en la fabricación de celdas fotovoltaicas) para mejorar el desempeño hasta en 21 %", apuntó.

Buonassisi refirió que en su laboratorio prueban el diseño de prototipos de celdas solares que combinan dos capas de materiales: en la superior, un híbrido orgánico-inorgánico formado por metil-amoniaco y yoduro de plomo, y en la inferior, cristales de silicio convencionales. "Usando dos diferentes materiales que absorban distintas porciones del espectro de la luz solar podremos alcanzar una eficiencia mucho mayor que la que se obtendría con un solo tipo de fotocelda", explicó.

Con esa clase de prototipos en serie podrían alcanzarse niveles de eficiencia de hasta 70% en la transformación de luz en electricidad, aunque en principio la meta es llegar al menos a 30 %, expuso el doctor en ciencia y tecnología aplicada por la Universidad de California-Berkeley. La otra línea de investigación, aún más avanzada a decir de Buonassisi, busca integrar a la celda solar la capacidad de almacenar energía. Esto se prueba con dispositivos sumergidos en agua con los cuales es posible "partir" la molécula en sus elementos constituyentes: hidrógeno y oxígeno. Tal reacción química requiere un pequeño monto de energía que es extraído de la propia celda. El hidrógeno y el oxígeno obtenidos pueden almacenarse por separado y después combinarse cuando sea necesario para generar electricidad.

Otro gran reto que enfrentan es encontrar materiales adecuados para fabricar celdas. Algunos elementos que se usan en forma intensiva para ello, como el galio, el indio, el telurio o la plata son escasos y caros. "Tenemos que ver qué tan escalable es un elemento para su uso masivo en la fabricación de celdas solares", planteó el investigador, quien invitó a los estudiantes mexicanos a explorar las oportunidades de innovación en este campo.