• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Ecosistemas marinos necesitarían milenios para recuperarse del calentamiento

La recuperación de la fauna y flora marína puede llevar entonces miles de años, no siglos como se pensaba hasta ahora / AFP

La recuperación de la fauna y flora marína puede llevar entonces miles de años, no siglos como se pensaba hasta ahora / AFP

La recuperación puede llevar entonces miles de años, no siglos como se pensaba hasta ahora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ecosistemas oceánicos alterados por el rápido cambio climático podrían necesitar miles de años para recuperarse, según un estudio realizado por científicos estadounidenses en fósiles de conchas en los fondos marinos y publicados hoy.

Esos trabajos, dirigidos por la ecóloga marina Sarah Moffitt, de la Universidad de California en Davis, muestran que el calentamiento global y la desoxigenación de las aguas del océano que provoca pueden modificar muy rápidamente la ecología de ese medio.

La recuperación puede llevar entonces miles de años, no siglos como se pensaba hasta ahora, concluyen estos investigadores, cuyo estudio fue publicado en los Anales de la Academia de Ciencias norteamericana (PNAS).

Estos científicos analizaron más de 5.400 fósiles de invertebrados, desde erizos hasta almejas, en una muestra de sedimentos marinos frente a Santa Barbara, en California (oeste).

Esos sedimentos extraídos a diez metros de profundidad del fondo marino se remontan a entre 3.400 y 16.100 años, y permiten empezar a comprender lo que pasó con esos ecosistemas durante y después del último gran período de glaciación desde hace 110.000 a 10.000 años.

Los científicos calcularon que los niveles de oxígeno en los océanos disminuyeron en proporciones limitadas --de 0,5 a 1,5 mililitros por litro de agua en menos de un siglo--. Esto demuestra que incluso pequeños cambios pueden tener efectos drásticos sobre los ecosistemas de los fondos marinos.

Estos resultados sugieren que el cambio climático del planeta podría provocar efectos similares en los ecosistemas, que necesitarían milenios para recuperarse.

"Este fenómeno observado en el pasado nos muestra cuán sensibles son los ecosistemas al cambio del clima terrestre, con consecuencias por milenios", destaca Moffitt.