• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Detectan en Vietnam un ejemplar del misterioso saola

La especie de buey denominada: Saola

La especie de buey denominada: Saola

Los científicos del WWF localizaron al animal en septiembre en una reserva de las montañas Annamitas, en la frontera con Laos, gracias a una cámara de fotos con disparador automático

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ejemplar de saola, un rarísimo bóvido parecido a un antílope, fue recientemente observado en Vietnam, despertando la esperanza de los zoólogos de que la especie pueda sobrevivir, a pesar de su vulnerabilidad, anunció este miércoles el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Los científicos del WWF localizaron al animal en septiembre en una reserva de las montañas Annamitas, en la frontera con Laos, gracias a una cámara de fotos con disparador automático.

Es la primera vez que se ve un ejemplar de esta especie en Vietnam desde 1998.

"Cuando descubrimos las fotos, no podíamos creer lo que veíamos. El saola es el Santo Grial para los zoólogos del sudeste asiático", explicó Van Ngoc Thinh, responsable del WWF en Vietnam.

"Es un descubrimiento asombroso, que da esperanzas para la recuperación de la especie", añadió en un comunicado.

"En Vietnam se había visto un saola en plena naturaleza por última vez en 1998", indicó Dang Dinh Nguyen, jefe adjunto del Departamento de Protección de Bosques de la provincia de Quang Nam (centro), que calificó la esta observación de "histórica", asegurando que demostraba que los esfuerzos desplegados para la conservación del hábitat natural del saola eran eficaces.

El WWF estima que la población salvaje de saolas es de algunas decenas, o incluso de algunos cientos de ejemplares.

Tras observarse el último saola, se puso en marcha un programa en esa zona para reclutar guardas forestales locales que evitaran la caza ilegal. Desde 2011, se detectaron 30.000 trampas y más de 600 campos de cazadores ilegales, según WWF.

El saola, que se parece a una pequeña vaca con dos cuernos curvados hacia el espinazo, fue identificado en 1992.

El último saola que se había observado fue en Laos, en 2010. El ejemplar murió unos días más tarde, tras ser capturado por unos lugareños, indicó entonces la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), pero pudo ser fotografiado antes de su muerte.