• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Descubrieron cuatro especies de algas marinas aptas para consumo humano

Las especies poseen delgadas ramificaciones con láminas aserradas, muchas habitan en el cuerpo de agua y forman grandes agregaciones que pueden viajar grandes distancias debido a la corriente del agua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Diversos estudios realizados por los investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) demostraron que cuatro tipos de algas marinas que se encuentran en la Isla de Margarita, estado Nueva Esparta, pueden ser consumidas por los seres humanos sin ocasionar efectos secundarios adversos.

A tal descubrimiento llegaron estos investigadores tras evaluar el contenido de hierro presente en las especies Ulva sp, Porphyra spy Gracilariopsis sp y Sargassum sp, esta última de color marrón o verde, en su mayoría, las mismas  tienen estructuras con la que acumulan gases y le dan flotabilidad al organismo para hacer más eficiente la fotosíntesis.

Estas algas también poseen delgadas ramificaciones con láminas aserradas, muchas habitan en el cuerpo de agua y forman grandes agregaciones que pueden viajar grandes distancias debido a la corriente del agua.

Para detectar que efectivamente estas especies estaban aptas para el consumo humano, fue necesario realizar un estudio sobre su biodisponibilidad, es decir, sobre la propiedad del alimento para ser absorbido y digerido por el intestino, lo que permite que sus nutrientes lleguen a la sangre para cumplir sus funciones vitales.

"Analizamos las algas mensualmente para verificar si la concentración de hierro variaba por estación y encontramos que Sargassum sp y Gracilariopsis sp tienen alto contenido férrico", explicó la doctora María García, encargada del Laboratorio de Fisiología del Centro de Medicina Experimental del Ivic y responsable del proyecto.

El hierro es un mineral esencial para la producción de hemoglobina; fuentes dietéticas de hierro son la carne, pollo y pescado, así como el trigo, maíz y arroz. La deficiencia de hierro es un problema nutricional que afecta a muchas personas en diferentes países, siendo la anemia una de las manifestaciones clínicas más comunes de este trastorno.

Sin embrago, tener hierro no garantiza su correcta absorción. "Por eso preparamos arroz, arepas y pan a base de algas y en diferentes proporciones, observando una buena biodisponibilidad. De hecho, los valores aumentaban cuando los voluntarios comían algas cocinadas en comparación con las crudas", señaló. 

Según la investigadora, las algas marinas contienen más vitaminas A, B-12 y C, beta-caroteno, pantotenato de calcio, ácido fólico, riboflavina y niacina que algunas frutas y hortalizas.

En este estudio participaron 96 personas (23 hombres y 73 mujeres) entre 14 y 50 años de edad, quienes siguieron las normas del Comité de Ética para la Protección de los Sujetos Humanos del Ivic.

Los países caribeños tienen un gran potencial de flora debido a su ubicación geográfica (próxima al Ecuador terrestre), recursos que pueden utilizarse para diversas investigaciones. En el caso de Venezuela se resolverían dos problemas: el ambiental, representado por el exceso de algas marinas en las playas; y el nutricional, relacionado con la deficiencia de hierro, refiere el Ivic.