• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Descubren el origen celular del cáncer de mama

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

La enfermedad es causada frecuentemente por la mutación de los genes PIK3CA y p53, que se asocian con diferentes subtipos moleculares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Investigadores de la Universidad Libre de Bruselas (ULB) identificaron el origen celular de los tumores inducidos por la mutación del gen PIK3CA, que suele producir cáncer de mama, anunció hoy la casa de estudios.

"Identificar el origen celular del cáncer de mama es comprender cómo evoluciona el cáncer para poder desarrollar tratamientos personalizados al tumor de cada paciente", explicó, Cédric Blanpain, docente que dirige la investigación.

Este tipo de cáncer es el más común entre las mujeres y se puede clasificar de acuerdo a su características historiológicas y moleculares en diferentes subtipos, incluyendo el luminal, el ErbB2 y los tumores de tipo basal.

La enfermedad es causada frecuentemente por la mutación de los genes PIK3CA y p53, que se asocian con diferentes subtipos moleculares.

También se probó que, dependiendo de la célula de origen, estos genes producen diferentes tipos de tumores.

"Nos quedamos muy sorprendidos cuando nos dimos cuenta de que la mutación del gen PIK3CA en las células basales (que rodean la leche que lleva el canal) conduce al desarrollo de tumores luminales, mientras que esta misma mutación en las células luminales conduce a tumores más agresivos, incluyendo los de tipo basal", explicó Alexandra Van Keymeulen, investigadora.

Los científicos belgas descubrieron que las células se someten a profundas reprogramaciones.

"Estos nuevos hallazgos no solo demuestran la importancia de la célula originaria del cáncer en el control de la heterogeneidad del cáncer de mama, sino que también muestran que el patrón de expresión genético encontrado en las primeras etapas del tumor es predictivo del tipo de tumores que el paciente podrá desarrollar", subrayó Blanpain.

Los investigadores esperan ahora bloquear la mutación PIK3CA con el uso de medicamentos ya identificados.

Igualmente aspiran desarrollar herramientas que permitan detectar estas mutaciones, posiblemente a través de un análisis de sangre.