• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Descubren que hielo marino en la Antártica es más grueso de lo que se creía

La Antártica Foto: NASA

La Antártica Foto: NASA

Un estudio reciente también comprobó que mientras en el Ártico la cubierta helada disminuye, en el continente austral está aumentando

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio reciente realizado en Australia derribó mitos en torno al espesor del hielo marino alrededor de la Antártica y halló que en realidad es mucho más grueso de lo que se había estimado anteriormente.

El análisis de los datos tiene gran incidencia en el estudio de fenómenos como el calentamiento global y el cambio climático, de acuerdo a expertos. El cálculo de las masas de agua atrapadas en el hielo es crucial para entender las proyecciones de estos fenómenos sobre el nivel de los océanos.

Anteriormente, los científicos calculaban el grosor del hielo en alrededor de un metro, como promedio. No obstante, el trabajo liderado por Guy Williams, experto de la Universidad de Tasmania, mostró que la media es de 1,4 a 5,5 metros de espesor.

En algunos casos el grosor del hielo llega a diez o hasta 17 metros.

"Un mundo nuevo" bajo el agua

Mientras imágenes satelitales muestran que la cubierta del hielo marino del Ártico se está reduciendo significativamente, ocurre lo contrario en el continente austral.

Las mediciones mediante los satélites necesitaban validarse desde la Tierra. En el caso de la Antártica, dichos trabajos se efectuaban mediante perforaciones y observaciones desde buques.

En este último estudio, publicado en la revista científica "Nature Geoscience", se utilizaron robots submarinos para esclarecer las verdaderas dimensiones del hielo. Para ello, sus autores contrataron los servicios de "drones" subacuáticos autónomos.

"Esto nos proporcionó una nueva visión de los hielos marinos antárticos con tres mapas tridimensionales", acotó Williams, lo que también permitió tener acceso a "un nuevo mundo" en la exploración de la zona antártica.

"Pudimos apreciar hielos que tenían un grosor de más de 5 a 8 metros, muchos de hasta diez metros e incluso de 17 metros en algunos lugares", subrayó el especialista.

Williams señaló que estas diferencias se explican por los efectos de las colisiones de las masas de hielo, las rupturas y las congelaciones sucesivas.

"Descubrimos que la mitad del área helada estaba fuertemente deformada, lo que contribuye a más del 75% del volumen de hielo. Se trataba del hielo marino que no éramos capaces de medir antes, y que posiblemente, no se vincula a lo que podemos ver desde la superficie", precisó.