• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Curiosity muestra varias autofotos de su paseo por Marte

El explorador de la NASA envió nuevas imágenes en las que aparecen varias partes del vehículo como ruedas, brazos robóticos e instrumentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vehículo explorador Curiosity de la NASA, que aterrizó en Marte el pasado 5 de agosto, envió nuevas fotos desde el planeta rojo. Pero la novedad es que esta vez se autorretrató varias veces, con las múltiples cámaras que lleva, incluyendo la instalada en el extremo de su brazo extensible.

Las fotos tomadas forman parte de diversas pruebas que se están efectuando el rover para controlar el buen funcionamiento del equipo que lleva.

"Ver estas imágenes después del trabajo tremendamente duro que tomó hacerlo posible es un momento profundamente emocionante", dijo Ken Edgett, investigador principal de la cámara MAHLI (Mars Hand Lens Imager), en un comunicado de la NASA.

Mientras en Buenos Aires, Miguel San Martín, el ingeniero argentino que desarrolló el software que permitió el guiado, navegación, control y descenso en Marte del robot Curiosity, afirmó ayer a La Nación que la principal misión de Curiosity será recorrer parte del planeta para analizar su composición y determinar si se dan, o alguna vez se dieron, las condiciones para albergar vida.

"La NASA ya recopiló varias evidencias concretas de que en Marta hubo agua, desde formaciones de hielo hasta las huellas de agua que dió la formación de varios deltas, hoy fotografiados desde el espacio", agregó San Martín.

El laboratorio rodante Curiosity ya recorrió 109 metros por el suelo de Marte en su primera excursión por el cráter Gale, es decir que ya avanzó una cuarta parte de la distancia a cubrir para llegar, desde el punto donde aterrizó el 6 de agosto, bautizado Ray Bradbury, hasta el primer lugar donde los científicos de la misión han decidido empezar a hacer análisis de rocas y suelo.

Además de avanzar en territorio marciano, Curiosity ya estiró su brazo robótico de 2,15 metros de longitud, una torreta de instrumentos que incluye una cámara, un taladro, un espectrómetro, una pala, y un colador para separar las muestras de rocas pulverizadas y suelo.

También puso en funcionamiento su potente láser con el que pulverizó una roca del tamaño de un puño para corroborar el buen funcionamiento y los tres espectrómetros que porta.

Curiosity, una misión de 2500 millones de dólares, está equipado con la tecnología punta y sus espectrómetros tienen capacidad para registrar en 6144 diferentes longitudes de onda de luz ultravioleta, visible e infrarroja.