• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Curiosity se detiene involuntariamente tras error en su sistema operativo

El robot está desde agosto en el cuarto planeta / Reuters

El robot está desde agosto en el cuarto planeta / Reuters

El rover se encuentra actualmente en el modo de prueba de fallos y no ha podido realizar ninguna de sus tareas de investigación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las pruebas del rover Curiosity en Marte nuevamente han tenido un retraso pero esta vez debido al sistema del mismo robot. Durante el fin de semana, el equipo pasó involuntariamente a su modo de prueba tras presentar problemas de funcionamiento relacionados a su sistema operativo.

Los culpables de esta falla serían una serie de  parches de software instalados hace pocas semanas en la máquina para resolver precisamente otro error en los computadores del robot. Estos cambios habrían provocado que el rover desconociera un archivo enviado al equipo y pasara automática e involuntariamente a su modo a prueba de fallos.

Estos inconvenientes retrasarán los planes de investigación del Curiosity en un par de días, después de los cuales el incidente debería ser superado según los ingenieros de la NASA. Sin embargo, teniendo en cuenta las recurrentes fallas que ha tenido el rover durante el último mes, sus estudios podrían tener un atraso aún mayor.

A principios de marzo los ingenieros de la organización estadounidense encontraron un problema en la memoria del computador de este equipo, causado posiblemente por la radiación especial. Desde entonces ha presentado recurrentes fallas llegando a cumplir su mayor periodo de inactividad desde que llegó a Marte durante este mes.

Hasta el momento, el rover ya ha encontrado evidencias que sugieren que en algún momento el planeta rojo tuvo un ambiente que pudo ser propicio para formas de vida primitiva. Se espera que una vez que se supere este problema, Curiosity continúe con nuevas perforaciones en el suelo marciano y se dirija en un largo viaje al interior del cráter Gale.

Sin embargo el robot deberá volver a funcionar rápidamente ya que se esperan nuevos problemas. Desde el próximo 4 de abril, se podrían presentar problemas de comunicación con el robot desde la Tierra producto de una alineación planetaria que interferiría con sus equipos de transferencias de señales.