• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Crean material tridimensional semejante a tejidos biológicos

Un equipo comparable a una impresora permitió a investigadores elaborar una materia que imita células

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un egresado del Colegio Anglo Colombiano construyó un impresora tridimensional con el cual los científicos de la Universidad de Oxford elaboraron un material tridimensional que imita el comportamiento de las células en los tejidos, señala un artículo que publica la revista Science.
Los materiales semejantes a tejidos, desarrollados por Gabriel Villar y sus colegas, tienen la textura del caucho y se asemejan físicamente a los tejidos del cerebro y la grasa, indica el artículo.
Los investigadores procuran construir, eventualmente, materiales que puedan usarse en aplicaciones como la administración controlada de medicamentos, y a largo plazo esperan integrar la tecnología con los tejidos vivos para reparar o fortalecer órganos deteriorados.
El material similar a un tejido biológico se fabricó usando una impresora tridimensional que eyecta minúsculas gotas de agua que contienen todos los ingredientes químicos y bioquímicos necesarios. Cada gota es un compartimiento acuoso de 50 micrones de diámetro.
Aunque esto es casi cinco veces más grande que las células vivas, los investigadores creen que podrían hacerse más pequeñas. Las redes impresas, que permanecen estables por semanas, se ensamblan luego en una bandeja que se mueve para establecer la posición de cada gota expulsada. Las gotas se acumulan y mantienen separadas por una fina membrana de lípidos en la cual pueden colocarse poros que permiten la comunicación entre gotas vecinas. Esas sendas imitan los nervios y pueden transmitir señales eléctricas de un punto de la red a otro.

Artificiales. Las redes de gotitas impresas pueden configurarse como bloques de construcción en un nuevo tipo de tecnología que lleve los medicamentos a los sitios donde son necesarios y, algún día, podrían reemplazar o interactuar con tejidos humanos dañados.
Puesto que las redes de gotas son totalmente sintéticas, no tienen genes y no se replican, con lo cual se evitan algunos de los problemas que ha habido con otros métodos para la creación de tejidos artificiales, como los que usan células madre.
“Hemos creado una forma de producción, con escala variable, de un nuevo tipo de material blando”, indicó Villar, quien estudia en el Departamento de Química de Oxford. “Las estructuras podrían, en principio, emplear gran parte de la maquinaria biológica que permite un comportamiento complejo en las células y tejidos vivos”.
El profesor de química Hagan Bayley, que encabezó el proyecto, explicó que "los impresores tridimensionales convencionales no sirven para crear estas redes de gotitas, así que construimos uno en nuestro laboratorio de Oxford. Hasta ahora, hemos creado redes de hasta 35.000 gotas, pero el tamaño de la red que podemos hacer está limitado, en realidad, sólo por el tiempo y el dinero", añadió.
“Para nuestros experimentos usamos 2 tipos diferentes de gotitas, pero no hay razones por las cuales no puedan usarse 50 o más tipos diferentes”.

Diferentes formas. Las redes de tejidos pueden diseñarse para que se plieguen en diferentes formas después de la impresión, de manera que, por ejemplo, alguna que haya sido creada para ser semejante a los pétalos de una flor puede programarse para que se doble formando una bola hueca, algo que no puede lograrse con la impresión directa.
El artículo en Science explica que el plegamiento, que se asemeja al movimiento de un músculo, lo causan las diferencias de densidad que son generadas por la transferencia de agua entre las gotitas.