• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Corea del Sur ultima los preparativos para lanzar mañana su cohete espacial

El Naro-1 es el primer cohete desarrollado parcialmente con tecnología autóctona de Corea del Sur

El Naro-1 es el primer cohete desarrollado parcialmente con tecnología autóctona de Corea del Sur

Técnicos aeroespaciales de Corea del Sur iniciaron un ensayo general para realizar mañana el tercer intento de poner en órbita un satélite mediante el cohete Naro-1 (KSLV-1), el primero fabricado parcialmente con tecnología autóctona del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El último ensayo previo a la operación, que se lleva a cabo de una forma extremadamente exhaustiva, según la agencia Yonhap, consta de un primer simulacro de lanzamiento de la primera etapa del cohete, que llevará unas 7 horas, y un segundo ejercicio de unas cuatro horas de la segunda etapa.

De lanzar con éxito mañana el KSLV-1 desde el Centro Espacial Naro, en una isla ubicada unos 480 kilómetros al sur de Seúl, Corea del Sur se convertirá en el decimotercer país que completa el logro de enviar al espacio un cohete desde su territorio. En todo caso, autoridades del Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI) recordaron que el lanzamiento podría posponerse de variar las condiciones meteorológicas previstas o surgir problemas en alguno de los 600 puntos de verificación que se revisarán antes de llevar a cabo la operación.

El lanzamiento del Naro-1 estaba previsto inicialmente para el pasado 26 de octubre, pero se retrasó debido a la existencia de una pieza dañada entre el cohete y la plataforma de lanzamiento.

El vehículo espacial surcoreano cuenta con una primera etapa cuyo propulsor de lanzamiento es de fabricación rusa, mientras la segunda etapa, alimentada por combustible sólido y que alberga un pequeño satélite, ha sido diseñada y ensamblada en el país asiático.

En el primer intento de lanzamiento del Naro-1, en agosto de 2009, el cohete no logró liberar adecuadamente el satélite que portaba por un defecto en los mecanismos de apertura, a pesar de haber alcanzado la órbita deseada.

En el segundo intento, en junio de 2010, el cohete surcoreano estalló aproximadamente a los dos minutos de despegar por problemas en el sistema eléctrico del proyectil, según una investigación posterior, en un fracaso que supuso un serio revés para el programa espacial del país asiático.