• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Colombiano es premiado por tecnología que convierte imágenes en sonidos

Juan Diego Gómez ganador del premio Dalle Molle/  BIOS

Juan Diego Gómez ganador del premio Dalle Molle/ BIOS

El galardonado, Juan Diego Gómez, explicó que el dispositivo consiste en una cámara colocada en la cabeza del paciente "que traduce todo lo visual en sonidos"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un investigador colombiano ganó el premio de la Fundación Dalle Molle de Suiza tras haber desarrollado una tecnología que permite a personas invidentes reconocer colores mediante sonidos que se reproducen a través de vibraciones óseas.

Así lo confirmó hoy a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el galardonado, Juan Diego Gómez, quien explicó que el dispositivo consiste en una cámara colocada en la cabeza del paciente "que traduce todo lo visual en sonidos", lo que para el caso de las personas invidentes les permitiría decodificar de imagen a sonido.

"Es una cámara tridimensional que traduce todas las imágenes a un código sonoro, el cual se le pasa a la persona no por un audífono convencional sino por un audífono que transmite el sonido a través de vibraciones óseas", explicó Gómez, el primer colombiano en lograr esta distinción, que será entregada en octubre próximo.

Indicó que el audífono se coloca detrás de la oreja de la persona "y las vibraciones dan en el tímpano y generan sonidos".

Este desarrollo, que describió como una "neuroprótesis no invasiva", lo concibió como su tesis de grado del doctorado en Ciencias de la Computación con énfasis en neuroplasticidad y visión por computador que cursó en la Universidad de Ginebra.

Gómez aseguró que en principio lo probaron en colores, pero también realizaron pruebas "con obstáculos, siguiendo una línea en el piso, apareando calcetines" o reconociendo objetos, con un alto porcentaje de efectividad.

Sobre la posibilidad de que esta tecnología llegue al mercado, el investigador señaló que la propiedad intelectual queda en manos de la Universidad de Ginebra, donde estudió con una beca de la Fundación Nacional Suiza, aunque admitió que "uno de los principales atractivos del proyecto" es que está pensado "para que llegue a la persona del común".

"En términos de hardware, de desarrollo, el prototipo es relativamente económico, no es caro, estamos hablando de unos cientos de dólares", sostuvo Gómez, pero aclaró que el proyecto queda ahora en manos de la universidad.

Gómez opinó, por otro lado, que este premio representa para Colombia un llamado a destacar las capacidades locales.

"Es una invitación para que vean que aquí hay mucho talento, que se puede invertir en el talento que se tiene como otros países lo han logrado, que se tiene que seguir en ese foco de apoyar la investigación", sostuvo el investigador, vinculado actualmente al Centro de Bioinformática y Biología Computacional de Colombia (Bíos), en la ciudad de Manizales.

Destacó que el país está "ya abriendo las puertas" al apoyo a la investigación al mencionar programas como la repatriación de "cerebros" promovido por el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias).