• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Científicos crearon técnica genética que fecundará bebés con tres padres

Bebé recién nacido | EFE

Bebé recién nacido | EFE

El descubrimiento fue diseñado para ayudar a familias con enfermedades mitocondriales, que son condiciones incurables que se transmiten por vía materna y afectan a uno de cada 6.500 niños en todo el mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gracias a una revolucionaria técnica genética, que sustituirá el ADN defectuoso en el óvulo de la madre, con material de un óvulo de una donante sana, será posible en el 2015, tener hijos con los genes de dos padres y una madre.

El director médico del gobierno británico, Dame Sally Davies, resaltó que la modificación no afectará al ADN fundamental, que determina los rasgos personales: como los faciales y el color de ojos, "Será una salvación para las familias con enfermedades hereditarias".

La técnica, que actualmente está solo en etapa de investigación en laboratorios de Gran Bretaña y Estados Unidos, es bastante fácil. Los científicos elaboraron dos métodos, semejantes a quitar la yema de un huevo y sustituirla con la yema extraída de otro. Ambos garantizan el nacimiento de un bebé sano y con una expectativa de vida muy larga, resaltaron los científicos.

Aunque el experimento aún no es legal, diputados del Reino Unido debatirán su reglamento a finales del próximo año, con el fin de que en los primeros meses del 2015 se puedan tener los primeros casos de bebés con tres padres.

Los críticos de éste avance temen que podría marcar un punto de inflexión en la ética hacia los 'bebés probeta', es decir, acercaría a la humanidad a los llamados 'bebés de diseño' o 'bebés a la carta'.

El diario peruano “La República” reseñó que el descubrimiento fue diseñado para ayudar a familias con enfermedades mitocondriales, que son condiciones incurables que se transmiten por vía materna y afectan a uno de cada 6.500 niños en todo el mundo. "Permitiría tener hijos biológicos a parejas que no podían ni soñarlo".