• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Científicos británicos sugieren que el agua lunar surgió antes de la Tierra

Luna llena | AFP

Luna llena | AFP

El estudio ha sido llevado a cabo por un equipo de científicos de la universidad británica Open University y se basa en las muestras lunares recogidas por los astronautas del programa Apolo, que dieron evidencias de la existencia de agua en la Luna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de científicos presentó en el Congreso Europeo de Ciencias Planetarias de Londres una investigación en la que sugieren que el agua encontrada en la Luna podría haberse originado antes de la formación de la Tierra.

El estudio ha sido llevado a cabo por un equipo de científicos de la universidad británica Open University y se basa en las muestras lunares recogidas por los astronautas del programa Apolo, que dieron evidencias de la existencia de agua en la Luna.

Para llevar a cabo la investigación, los científicos británicos analizaron la cantidad de agua presente dentro de la apatita, un mineral de fosfato de calcio encontrado en las muestras que se extrajeron de la corteza lunar más antigua.

"Estas son algunas de las rocas más antiguas que tenemos de la Luna y son incluso anteriores a las más antiguas que se han encontrado nunca en la Tierra", explicó en un comunicado Jessica Barnes, jefa del proyecto.

Según el equipo, estas muestras de roca lunar son las más apropiadas para "comprender cómo se originó el agua en la Luna poco después de su formación hace unos 4.500 millones de años" y para "descubrir de qué parte del Sistema Solar proviene el agua".

A partir de las apreciables cantidades de agua que encontraron dentro de la estructura cristalina de la apatita, el equipo de Barnes también defendió que el interior de la Luna es mucho más húmedo de lo que se creía.

Aunque los científicos no llegaron a identificar el origen exacto del agua lunar, la investigación destacó que podría haber un vínculo común entre el agua de la Luna y la Tierra.

"El agua de la apatita que hay en las rocas lunares analizadas tiene un marcador isotópico muy similar al de la Tierra y al de algunos meteoritos de carbono", añadió Barnes.

"La extraordinaria relación que hay entre las muestras lunares y las reservas de agua encontradas en la Tierra sugieren que hay un origen común para el agua de la Luna y de la Tierra", concluyó la científica.