• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Científicos afirman que el tamaño del planeta Mercurio ha disminuido

Imagen del planeta Mercurio | Foto: NASA

Imagen del planeta Mercurio | Foto: NASA

Los cálculos sobre la contracción de Mercurio sitúan la reducción de su radio en unos 7 kilómetros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La investigación liderada por el astrofísico del Instituto Carnegie de Washington, Paul Byrne, sugiere que el planeta Mercurio se ha encogido en cerca de siete kilómetros durante los últimos 4 millones de años.

El estudio publicado en la revista Nature Geoscience alude a que la estructura geológica observada en la corteza de Mercurio es el resultado de una pronunciada contracción causada por el enfriamiento de ese cuerpo.

El equipo de Byrne ha analizado las cordilleras y fallas en la superficie del astro a través de las imágenes tomadas por la sonda Messenger, en órbita alrededor del planeta desde 2011.

Según los científicos, las estructuras geológicas que se aprecian en la superficie son fracturas y deformaciones en la litosfera, la capa rígida de tierra que recubre los planetas rocosos.

Los cálculos sobre la contracción de Mercurio sitúan la disminución de su radio en los últimos 4.000 millones de años en unos 7 kilómetros, mientras que hasta ahora se pensaba que esa disminución había sido de entre 0,8 y 3 kilómetros.

Los resultados a los que ha llegado el equipo de Byrne concuerdan con teorías científicas que datan del siglo XIX que sostenían que el tamaño de la Tierra menguó en el pasado.

Esas teorías están obsoletas, pero pueden concordar con la situación observada en Mercurio, cuya superficie está formada por una sola placa tectónica, a diferencia de la Tierra, donde la corteza superficial está dividida en diversas placas que dejan escapar el calor a través sus intersecciones.

"Mercurio nos permite ver qué ocurre realmente cuando un planeta se encoge", afirmó uno de los autores del artículo, el astrofísico William McKinnon, en la revista Nature Geoscience.