• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Científicos venezolanos fueron galardonados con el Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury”

La directiva de la Fundación Empresas Polar con los ganadores del premio | Foto Cortesía Fundación Empresas Polar

La directiva de la Fundación Empresas Polar con los ganadores del premio | Foto Cortesía Fundación Empresas Polar

En esta XVII edición Fundación Empresas Polar efectuó donaciones a la Universidad de Los Andes, Universidad Simón Bolívar y Universidad Central de Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante el solemne acto de entrega de la XVII edición del Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury”, se reconocieron los aportes en investigación en las ciencias básicas y sus interdisciplinas de los doctores Mario Cosenza (Física-ULA), Liliana López (Química-UCV), Patricia Miloslavich (Biología-USB), Ramón Pino (Matemática-ULA) y Fermín Rada (Biología-ULA).

El evento inició con la lectura del veredicto, para dar paso a la entrega formal del premio a cada uno de los galardonados por parte de los miembros de la Junta Directiva de Fundación Empresas Polar.

Leonor Giménez de Mendoza, presidenta de Fundación, felicitó y ofreció su admiración a los cinco ganadores. “Ustedes representan para el país entero y sobre todo para la juventud que se forma en las universidades, liceos y escuelas a lo largo y ancho de nuestra geografía, el talento, la dedicación y voluntad férrea para hacer avanzar las fronteras del conocimiento para el beneficio de la humanidad. Con esta nueva edición del Premio Lorenzo Mendoza Fleury constatamos, una vez más, el calificado contingente intelectual de excelente formación académica con que contamos para emprender las mejores causas por el bien de nuestro país”, indicó.

La oportunidad también fue propicia para agradecer a los 49 investigadores que, desde  las diversas universidades y centros de investigación y en calidad de proponentes, identificaron a los 54 candidatos cuyos aportes fueron cuidadosamente estudiados y evaluados por el Comité de Selección de esta edición del Premio.

Durante el evento, Fundación Empresas Polar aprobó el otorgamiento de un grupo de donaciones que reafirman el decidido apoyo al desarrollo de la ciencia en el país. El apoyo estará dirigido al laboratorio de Microbiología celular de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la Universidad de Los Andes para la adquisición de un equipo termociclador; al departamento de Ciencia de los Materiales, específicamente al grupo de Polímeros, de la Universidad Simón Bolívar, con el aporte de una celda de calentamiento del calorímetro diferencial de barrido; y finalmente a la Universidad Central de Venezuela con dos aportes: uno para la escuela de Bioanálisis de la Facultad de Medicina, con financiamiento para la rehabilitación y mejoramiento del laboratorio de Docencia e Investigación de la cátedra de Bioquímica; y otra, para la facultad de Medicina, específicamente la escuela de Química, con obras de mejora en infraestructura y reactivos para el laboratorio de Síntesis organometálica.

 

Científicos dedicados a la enseñanza fueron galardonados
Tres de los ganadores provienen de la Universidad de Los Andes (ULA); los otros dos galardonados forman parte de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar (USB).


La docencia es una característica marcada en el trabajo y los aportes del doctor Mario Cosenza, profesor titular del Centro de Física Fundamental de la Universidad de Los Andes. Su labor como formador de recursos humanos e impulsor de un área novedosa en el país, lo ha hecho merecedor del Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” en su XVII edición.

Sus contribuciones se encuentran principalmente en lo que se refiere a la teoría del Caos y los sistemas complejos. “El caos es un fenómeno universal que estudia la sensibilidad extrema de los sistemas cuando se encuentran sometidos a determinadas circunstancias. Es la falta de predicción incluso en sistemas que se rigen por reglas específicas”, explica Cosenza.

Con importantes aplicaciones en diversos campos como la criptografía, sistemas fisiológicos, dinámica social o modelos de dinámica económica, el trabajo del doctor Cosenza involucra a un importante número de jóvenes estudiantes. “Me encanta enseñar porque ser científico no solo es investigar; es enseñar lo que se ha aprendido. En nuestro país lo esencial es formar gente en todos los niveles y creo que este es mi principal aporte”, señaló.

Agradece a Empresas Polar y su Fundación por el apoyo que proporcionan a la ciencia y su estímulo para seguir trabajando con vocación. “Todos los que tengan vocación para la ciencia deben seguirla. No tengan miedo porque aunque es difícil es una vida que proporciona muchas satisfacciones”.


Por su parte, Liliana López, licenciada en Química y doctora en Geoquímica por la Universidad Central de Venezuela en los años 1982 y 1992 respectivamente, se enamoró de la química cuando estudiaba bachillerato.

Profesora titular del Instituto de Geoquímica de la Facultad de Ciencias de la UCV, su trabajo está centrado en la investigación en el área de la Geoquímica Orgánica, particularmente en el estudio de la caracterización de los yacimientos petrolíferos, muestras de crudo y rocas generadoras de petróleo.

Acababa de salir de dar clases en la cátedra de Geoquímica de exploración y producción de hidrocarburos a jóvenes de no más de 21 años, cuando se enteró de que era ganadora del Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury”.

Cree que es importante reconocer el trabajo de las personas, su trayectoria e ideas. “Muchos no estamos esperando recibir este premio; pero sí estamos esperando saber quién se lo ganó porque es una alegría para la comunidad científica. Ser ganador del Premio Lorenzo Mendoza Fleury es una credencial de alegría”, afirma.


Asimismo, la bióloga marina y profesora de la Universidad Simón Bolívar, doctora Patricia Miloslavich es una investigadora activa en el área de la biodiversidad de los invertebrados marinos en costas rocosas y sus alrededores, con especialidad en la biología reproductiva de los moluscos, principalmente caracoles (gasterópodos).

Actualmente, coordina parte del esfuerzo global que reúne el mayor registro de la biodiversidad marina en los océanos del mundo, utilizando metodologías estandarizadas, y compartiendo los datos en un sistema de libre acceso.

“Estos trabajos se han utilizado, no solo por científicos, sino también para responder preguntas sobre biogeografía y darle un marco de conocimiento a las políticas de manejo de la biodiversidad marina en el mundo. Paralelamente, en el Laboratorio de Biología Marina de la Universidad Simón Bolívar investigamos las estrategias reproductivas de gasterópodos con miras a establecer planes de manejo que permitan el uso sustentable de estas especies, explotadas comercialmente o que son parte de la pesca acompañante”, explica.

El premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” significa para Miloslavich, una tradición de excelencia, un patrimonio científico que ya tiene más de 30 años reconociendo el esfuerzo, estimulando a la ciencia en el país. “También representa una esperanza. Las universidades y la comunidad universitaria siguen generando y transmitiendo nuevos conocimientos en un ámbito de respeto y de libertad de pensamiento, los cuales ponemos al servicio de la sociedad para la cual trabajamos. Todo lo que se genere en conocimientos a través de la ciencia es una ganancia”, dice.


De igual forma, el profesor titular de la Universidad de Los Andes, Ramón Pino posee una reconocida carrera, caracterizada por una doble formación en Lógica Matemática y en Computación Teórica. Sus trabajos se centran en la utilización de la lógica para contribuir de forma significativa en el desarrollo de bases matemáticas para la representación del conocimiento.

El Dr. Pino, ganador del Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury”, en su XVII edición, explica que las técnicas de la dinámica de la información lógica son parte de sus estudios habituales. “Se trata de representaciones espaciales o geométricas que permiten entender cómo los seres humanos cambian de creencias o incorporan una nueva idea a su mente. Estos descubrimientos acerca de la toma de decisiones y el aprendizaje de nuevos elementos son considerados herramientas básicas y teóricas para el desarrollo de la inteligencia artificial por ejemplo”, indicó.

Próximamente, en el mes de julio, retornará a Venezuela, luego de aportar sus conocimientos en la cátedra de Dinámica del conocimiento en la Universidad de Artois en Lens, Francia, en el Centro de Investigaciones en Informática (CRIL). “Yo creo que la matemática es la fuente del conocimiento científico. El hecho de que una disciplina sea premiada es una credencial que afirma su importancia”, señala.


Finalmente, el ganador del Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury”, en su XVII edición, doctor Fermín Rada, incluye en su día a día a la docencia en diferentes materias de la biología ecológica, al trabajo de campo en el páramo venezolano, y al análisis de datos y la generación de informes de resultados.

“El estudio de la fisiología de las plantas del páramo no existía cuando yo comencé mi carrera en esta área. Es fundamental entender hacia dónde van los ecosistemas ante los cambios climáticos; conocer cómo sobreviven las plantas, cómo resuelven su supervivencia ante temperaturas congelantes durante la noche y altas radiaciones solares durante el día, por ejemplo”, explica.

Profesor titular de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Los Andes, forma parte del Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas y le dedica este premio al Instituto al que pertenece y a la universidad. “Este premio me sorprendió. Es el de mayor prestigio en lo que se refiere a la ciencia en el país. Obtenerlo es un honor, sabiendo que también hay muchos otros científicos que se lo merecen”, expresa.

A las nuevas generaciones de jóvenes científicos les invita a seguir trabajando curiosos. “Estoy feliz de estar en Venezuela. Hay mucho que hacer en este país; encuentren algo que realmente les guste y sigan soñando”.