• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Caballo evolucionó genéticamente según el uso de los humanos

Imagen referencial | EFE

Imagen referencial | EFE

Los científicos secuenciaron el genoma de antiguos caballos originarios de Rusia a partir de huesos fósiles de 16.000 a 43.000 años de antigüedad, una era muy anterior a la domesticación de estos equinos, que se remonta a unos 5.500 años atrás

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La domesticación de los caballos dio lugar a cambios fisiológicos significativos en este animal, que tuvieron lugar a raíz del uso que le dieron los humanos para satisfacer sus necesidades, reveló el lunes una investigación genética internacional.

Los científicos secuenciaron el genoma de antiguos caballos originarios de Rusia a partir de huesos fósiles de 16.000 a 43.000 años de antigüedad, una era muy anterior a la domesticación de estos equinos, que se remonta a unos 5.500 años atrás.

Luego, compararon estos genomas antiguos con los de cinco especies modernas de caballos domesticados, así como con el genoma del caballo de Przewalski, la única raza salvaje que no se ha extinguido y que fue descubierta en Mongolia en 1879.

Estas comparaciones mostraron que los caballos domesticados comparten más similitudes genéticas con sus ancestros salvajes que con el Przewalski aún con vida.

Los autores de la investigación estiman que entre el 13% y el 60% del genoma de los caballos de hoy en día provienen de especies extintas.

Esto quiere decir que las razas domesticadas descienden todas, al menos en parte, de antiguas poblaciones equinas desaparecidas, concluyeron los autores en el trabajo, publicado en los anales de la Academia estadounidense de las ciencias (PNAS).

Los científicos también identificaron el grupo de genes sobre los que tuvo más influencia la domesticación, en particular aquellos vinculados con la formación muscular, los miembros, las articulaciones y el desarrollo del sistema cardíaco. Esto ilustra las adaptaciones fisiológicas que aparentemente fueron resultado del uso que dieron los humanos a los caballos en el curso de los siglos.

Pérdida de diversidad

Los investigadores también constataron las mutaciones genéticas vinculadas al comportamiento social del caballo y sus capacidades de aprendizaje, lo que también refleja el proceso de domado del animal.

Pero el genoma de los caballos modernos contiene además gran cantidad de mutaciones genéticas nefastas como resultado de la domesticación, que significaron una gran pérdida de la diversidad genética y la extinción de las especies salvajes.

"Nosotros (los humanos) probablemente tuvimos influencia en los genes cuyas mutaciones permitieron convertir al caballo en un animal de transporte", dijo la profesora Beth Shapiro, jefa del laboratorio de paleogenética de la Universidad de California en Santa Cruz y una de las principales autoras del estudio.

"Pudimos identificar los genes que controlan el comportamiento del caballo y su respuesta al miedo", dijo por su lado el Ludovic Orlando, profesor del Centro de Geogenética de la Universidad de Copenhague. "Estos genes bien podrían ser los que transformaron a los caballos de animales salvajes en animales dóciles, como los conocemos hoy en día", agregó.

Pero todo proceso de domesticación tiene un coste si conlleva una acumulación de mutaciones genéticas que atentan contra la diversidad.

Este fenómeno ya fue constatado en plantas cultivadas, como el arroz, y en otros animales, como los perros.

La domesticación del caballo permitió revolucionar la civilización y las sociedades humanas, al facilitar el transporte de personas y mercancías, así como la propagación de las ideas, las lenguas y las religiones. Los caballos también revolucionaron la manera de hacer la guerra, con el advenimiento de los carruajes y la caballería. Más allá del campo de batalla, también facilitaron la agricultura, añadieron los investigadores.