• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Autoridades rescataron anaconda de 5,8 metros en embalse Caparo en Mérida

Imagen Referencial. Anaconda | EFE

Imagen Referencial. Anaconda | EFE

En la operación participaron miembros de la Fundación Biocontacto, de Protección Civil y de la alcaldía de Padre Noguera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios del Ministerio de Ambiente y del Parque Zoológico Chorros de Milla rescataron en Mérida una anaconda de 5,8 metros de longitud y 74 kilos de peso, hallada por moradores de Santa María de Caparo en cercanías del embalse homónimo, en el municipio Padre Noguera de Mérida.

En la operación participaron miembros de la Fundación Biocontacto, de Protección Civil y de la alcaldía de Padre Noguera.

Omar Gutiérrez, director del Ambiente en la entidad, informó que tras recibir reportes sobre la captura del reptil, una comisión técnica de la Coordinación de Conservación Ambiental se trasladó a la apartada localidad.

Tras 8 horas travesía, los especialistas procedieron a estabilizar la serpiente, que se encontraba en cautiverio y presentaba síntomas de deshidratación.

El rescate

Informó Gutiérrez que la captura fue realizada por los señores Atanasio Contreras, Hernán Contreras y José Rosario Contreras en el embalse de la Represa, ubicado a 10 minutos del Pueblo de Santa María de Caparo, en potreros contiguos a las aguas.

Según informaron los moradores, la anaconda se estaba comiendo animales domésticos, razón por la cual decidieron resguardarla y esperar al personal del Ministerio del Ambiente para que se tomaran las medidas adecuadas.

Liberación en el estado Apure

La serpiente fue trasladada al municipio Muñoz del estado Apure, específicamente al Hato El Cedral, ubicado a seis horas de Santa María de Caparo y administrado por la Corporación Venezolana de Alimentos, el cual es considerado uno de los más importantes reservorios de fauna silvestre en Venezuela.

Indicó Gutiérrez que el traslado se realizó con el objetivo de resguardar la integridad de la anaconda, para su posterior liberación en el Río Matiyure.

Explicó que esta especie acuática, considerada la serpiente más grande del mundo, es endémica de Suramérica y habita por lo regular en zonas llanas. Con este hallazgo no se descarta la posibilidad de reproducción en la zona, ya que cada serpiente puede tener hasta 40 huevos en sus ciclos reproductivos.