• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Astrónomos aficionados clasifican unos dos millones de cuerpos celestes

"Uno de los voluntarios descubrió una rara estrella variable, que creemos explotará en los próximos 700 millones de años", dijo el astrofísico de la ANU, Richard Scalzo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 40.000 astrónomos aficionados de varios países clasificaron unos dos millones de cuerpos celestes, entre ellos cinco supernovas, con ayuda del telescopio Skymapper de la Universidad Nacional Australiana (ANU, siglas en inglés), informó hoy ese centro de estudios.

"Uno de los voluntarios estaba tan decidido a encontrar una supernova que se quedó 25 horas continuas conectado. No la encontró, pero lo que sí descubrió fue una rara estrella variable, que creemos explotará en los próximos 700 millones de años", dijo el astrofísico de la ANU, Richard Scalzo.

El telescopio SkyMapper, que se encuentra en el Observatorio Siding Spring de la localidad de Coonabarabran, en el sureste australiano, contribuye en el estudio digital de todo el sur del firmamento para recabar información detallada de más de mil millones de estrellas y galaxias, según un comunicado de la ANU.

En este proyecto contribuyen miles de astrónomos voluntarios de países tan distantes como Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda, quienes se encargan de buscar las diferencias en las fotografías tomadas sobre un mismo sector del universo.

Estos voluntarios también han hallado varias estrellas variables y asteroides, así como las cinco supernovas, que sirven como faros para medir las galaxias más distantes.

"Cuando las estrellas explotan y se convierten en supernova, ésta brilla durante un mes con más brillo que todas las otras miles de millones de estrellas juntas de su galaxia", explicó Scalzo.

Además la gama de supernovas ayudan a entender las diferentes evoluciones de las estrellas, así como el final de sus existencias.

Pero su identificación requiere por ahora del ojo humano porque es difícil que un ordenador sea entrenado en esta materia, agregó el comunicado, que expresa el deseo de los científicos de que en un futuro los datos recopilados ayuden a que el proceso de identificación sea realizado por las máquinas.

El programa de la caza de supernovas fue organizada por la plataforma Zooniverse que incluye a científicos de la Universidad de Oxford y la BBC.