• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

En la Antártida buscan pistas sobre el cambio climático

A través de una serie de estudios en el lago Uruguay, de 20 metros de profundidad y ubicado en la península de Fildes pretende dar respuesta a los cambios climático | Archivo

A través de una serie de estudios en el lago Uruguay, de 20 metros de profundidad y ubicado en la península de Fildes pretende dar respuesta a los cambios climático | Archivo

La UPEL participa en un estudio de los sedimentos del lago Uruguay, que permitirá predecir variaciones ambientales del planeta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por tercera vez, el Instituto Pedagógico de Caracas, adscrito a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, se internará a partir del viernes 14 y durante 18 días en los duros glaciales de la Antártida para participar como miembro de la VII expedición científica que efectúa Venezuela en ese continente.

A los 65 años de edad, Maximiliano Bezada, profesor del IPC desde hace 42 años y uno de los pocos especialistas que existe en el país sobre geomorfología glacial, emprenderá un ambicioso proyecto de investigación con el apoyo de la República Oriental del Uruguay, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, por medio del Fonacit, y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas.

A través de una serie de estudios en el lago Uruguay, de 20 metros de profundidad y ubicado en la península de Fildes (isla Rey Jorge), Bezada pretende dar respuesta a los cambios climáticos más recientes del planeta y extrapolar qué podría ocurrir en el futuro.

Con aparatos técnicos especializados del IPC, Bezama y su equipo perforarán el hielo del lago y enterrarán tubos de policarbonato, a 4,5 metros de profundidad, con el fin de extraer los sedimentos arcillosos, que serán evaluados por medio de análisis geoquímicos y de microorganismos, con la colaboración de estudiantes y profesores del Departamento de Ciencias de la Tierra del Pedagógico de Caracas, explicó el experto.

Luego se hará una especie de lectura interpretativa a las capas de sedimentos, para conocer cómo varió el clima del planeta en el pasado.

“Los cambios climáticos son globales, por lo general, y ahora estamos ante un gran problema que es el calentamiento global. Se superponen dos aspectos: el hombre está cambiando el clima, pero también hay fuerzas de la naturaleza que inciden en el cambio. Eso hay que evaluarlo. La situación no es tan trágica como se quiere pensar, que estamos destruyendo el planeta. Todas las cosas que hace el hombre son mínimas en comparación con la fuerza de la naturaleza”, asegura Bezada.

Espera que los sedimentos que se extraigan tengan una datación de más de 15.000 años, pues eso implicaría un estudio desde el último ciclo glacial de la Tierra hasta el presente.

El sistema de perforación fue diseñado y perfeccionado por el propio Bezada. Ha sido utilizado en múltiples oportunidades en investigaciones hechas por él en lagos de las montañas de los Andes venezolanos, en experiencias llevadas a cabo junto a expertos estadounidenses.

El investigador y docente venezolano asegura que aunque este tipo de estudio suele ser muy popular y común en los lagos glaciales andinos, en la Antártida marítima aún se ha experimentado muy poco en ese aspecto. “El año pasado hicimos una perforación de dos metros en una laguna en la isla Dee. Ahora lo vamos a hacer en una laguna mucho más grande y probablemente obtengamos muchísima más información”.