• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

Lo clave de la propuesta Fecafasv

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

En la página 37 del libro El fin del poder, de Moisés Naím (Editorial Melvin C.A., julio de 2014), el autor nos dice que un libro sobre poder necesita de una definición de poder y suministra una: el poder es la capacidad de dirigir o impedir las acciones actuales o futuras de otros grupos o individuos. El poder es aquello con lo que se logra que otros tengan conductas que, de otro modo, no habrían adoptado. En Venezuela, el poder se está desmoronando y requiere de recursos monetarios, no importa su costo.

Finalizado el año 2015, el patrimonio de las cajas de ahorro venezolanas podría estar sobre los 80.000 millones de bolívares, algo así como el patrimonio del Banco de Venezuela y del Banco Bicentenario juntos.

¿Qué haría una organización gremial afecta al gobierno de Nicolás Maduro para tener acceso a dicha cantidad de dinero?

Sencillito: patrocinaría una modificación de la actual y vigente Ley de Cajas de Ahorro, Fondos de Ahorro y Similares. Con la excusa de la “inclusión” y de la promoción del ahorro popular bla, bla, bla, propondría la modificación de una gran parte de los 146 artículos de la ley vigente, con la finalidad de ocultar 3 que serían los realmente claves, los 3 que le darían el acceso a los 80.000 millones de bolívares de los trabajadores, a los cuales por cierto, no han podido echarle mano todavía.

¿Cuáles serían esos tres artículos a modificar y/o proponer?

En primer lugar, la organización gremial que patrocina la nueva ley, en lo adelante Fecafasv, propondría que el superintendente nacional de cajas de ahorro fuera elegido directamente por el presidente de la República por un período de tres años, prorrogable por una sola vez y por igual período.

En segundo lugar, Fecafasv propondría la extensión de la función de fiscalización y control de la Sudeca a auditores autorizados para que “actúen” por cuenta de la Sudeca. Algo así como ser auditor y parte interesada al mismo tiempo.

En tercer y último lugar, Fecafasv propondría un artículo en donde se otorga un poder a sí misma: la Sudeca se obliga expresamente a crear “mecanismos de comunicación y participación” con Fecafasv, la cual está debidamente autorizada y registrada agrupando de manera mayoritaria a las asociaciones de ahorro a nivel nacional, a los fines de tratar asuntos concernientes a trámites administrativos de sus representadas.

Los tres artículos mencionados son el 100, el 37 y el 112. Ustedes mismos, amigos lectores, lo pueden verificar en una “síntesis” que fue colocada a inicios de esta semana en el portal de la Federación de Cajas de Ahorro, Fondos de Ahorro y Asociaciones de Ahorro Similares de Venezuela (fecafasv.org).