• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

César Tinoco

Teoría de campo unificado

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 1953, Albert Einstein se encontraba cada vez más aislado de la comunidad de la física, y se negaba a aceptar la extraña pero poderosa teoría de la mecánica cuántica –con sus partículas que son también ondas y que coexisten en ningún lugar específico hasta que son observadas–. La naturaleza, argumentaba Einstein, no podía ser tan perversa. Durante casi 30 años había perseguido un objetivo quijotesco: la creación de una teoría del campo unificado para describir todas las fuerzas de la naturaleza y para desmitificar el mundo de la mecánica cuántica.

El cisma de Einstein con la principal corriente de la física comenzó en la cúspide de su carrera. En 1927, cuando tenía 48 años, los físicos del mundo se reunieron en una conferencia en Bruselas para debatir un tema que hasta el día de hoy sigue siendo polémico: ¿Cómo es explicada la realidad por la mecánica cuántica? Einstein había ganado el Premio Nobel de Física por la investigación que demostró que la luz se compone de partículas de energía –investigación, por cierto, que sentó las bases de la mecánica cuántica–. Sin embargo, Einstein rechazaba tal nueva teoría. En la conferencia de Bruselas se inició un enfrentamiento con el físico danés Niels Bohr que duraría hasta la muerte de Einstein, en 1955.

En 1935, Einstein ideó lo que él pensaba sería la estocada fatal contra los adeptos a la mecánica cuántica. Junto con dos de sus colegas de Princeton, Boris Podolsky y Nathan Rosen, encontró lo que parecía ser una grave inconsistencia en una de las piedras angulares de la teoría cuántica: el principio de incertidumbre de Heisenberg.

Formulado en 1927 por el físico alemán Werner Heisenberg, el principio de incertidumbre pone límites estrictos a la precisión con la que se puede medir la posición, la velocidad, la energía y otras propiedades de una partícula. Según Heisenberg, el acto mismo de la observación de una partícula también perturba: si un físico mide la posición de una partícula, por ejemplo, perderá información acerca de su velocidad en el proceso de medición.

Einstein, Podolsky y Rosen se apalancaron en la inconsistencia percibida y sugirieron un sencillo experimento para explicarla y que publicaron en 1935 con el título de “¿Puede ser considerada completa la descripción de la realidad física por la mecánica cuántica?”. Luego de tal publicación pasaron 47 años hasta que el físico francés Alain Aspect diseñó un experimento –basado en las ideas del propio Einstein– que reivindicó el argumento de Niels Bohr. Sin embargo, ya en 1935 Einstein estaba convencido de que había refutado la teoría de la mecánica cuántica y los 20 años que transcurrieron desde entonces hasta 1955 los dedicó completamente a la búsqueda de una teoría de campo unificado.

De acuerdo con un trabajo de Mario Szichman para Tal Cual, titulado “Un paso al abismo”, en el que a su vez reporta un trabajo del diario británico The Financial Times sobre Venezuela, ya hay una teoría de campo unificado que explica la así denominada “Tragedia de Venezuela”, una realidad por demás palpable. Se trataría de la combinación del saqueo y la rapiña por parte de los grupos que controlan la asignación de divisas, el desorden en el manejo de la administración pública, el error en la táctica financiera y la parálisis del gobierno. Lo anterior en un marco en donde el presidente Maduro intenta vanamente unir a las facciones del partido en el poder.

Suponiendo que no se pueda aplicar algo similar al teorema de la incompletitud de Kurt Gödel (1931) en el cuerpo que constituye las distintas hipótesis para explicar el caso venezolano, uno pudiera agrupar tres de las mismas en una sola a fin de completar el campo unificado: la incompetencia en todo orden de quienes nos gobiernan. Así, el desorden en el manejo de la administración pública, el error en la táctica financiera y la parálisis del gobierno vendrían explicados por la incompetencia.

La teoría de campo unificado en este caso quedaría enunciada así: “La realidad Venezuela viene explicada por la combinación del oportunismo y la incompetencia de todos los que ocupan posiciones en el gobierno”.