• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

Negocios legales rentables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque todavía le queda fuerza, como bien lo dice Elías Pino en su artículo “Una extraña debilidad” del domingo 10 de abril, a juzgar por lo que el gobierno hace, no debe ser mucha: dada la crisis de precios bajos del crudo, con el fin de financiar su permanencia en el poder necesita dólares. De allí que llama a “romper el cochinito”. De allí que ha “relajado” todo requisito para la exportación con la finalidad de recabar 7 millardos de dólares.

De acuerdo con el ministro Jesús Faría, en este momento difícilmente existe un negocio legal más lucrativo que exportar.

Muy del chavismo, muy del PSUV, lo que subyace en la invitación que hace el ministro a los empresarios en un país que se cae a pedazos y en donde no existe confianza para invertir: “¡ahora es cuándo hay oportunidades de lucro para ustedes y nosotros!”. Es lo que parece dar entender el ministro. Solo le faltó ofertar los servicios de asesoría de la firma Mossack Fonseca. Imagino que va incluida.

Evidentemente, el ministro Faría cree que la mayoría de nuestros empresarios son como los diputados-magistrados: individuos sin ética.

Ahora bien, ¿es cierta tal afirmación en relación con que exportar es el negocio legal más rentable del momento?

Supongamos que tenemos una empresa que vende un determinado producto cuyo costo variable unitario total es de 7,01 bolívares y cuyo costo fijo total repercutido en las unidades fabricadas (80.000 unidades) es de 2,07 bolívares la unidad. El producto se vende aquí en Venezuela a 10 bolívares la unidad y se planifica exportarlo, digamos, a República Dominicana donde se venderá a 1 dólar la unidad.

La tasa Dicom, al momento de escribir el artículo, anda alrededor de los 307 bolívares por dólar y como ya sabemos, el exportador puede retener y administrar 60% de los dólares obtenidos en la exportación, mientras que el 40% restante debe venderlo al Banco Central de Venezuela.

Pues bien, y utilizando lápiz y calculadora, al exportar tan solo 7% de las unidades fabricadas, nuestra empresa exportadora obtiene una utilidad en operaciones que resulta 10 veces mayor que si no exportara y vendiera toda su producción en el país. Amigos lectores: eso es tan asombrosamente rentable como extremadamente peligroso.

¿Recuerdan la lista Tascón? Pues bien, apartando el asunto de la ética, toda la información que hará a la empresa más susceptible de la inseguridad desde toda perspectiva, estará en manos de los mismos inescrupulosos que han gobernado el país durante 17 años, y lo quebraron.

Recordemos tan solo que Hugo Chávez recibió el poder con una tasa de homicidio intencional de 20, la que llevó a 70 poco antes de morir. Nicolás Maduro la recibió en 70 y la llevó hasta 90 en 2015.

En otras palabras, y en términos de la tasa anual compuesta con la cual crecen los homicidios, la tasa de crecimiento del crimen durante el gobierno de Hugo Chávez fue de 9,30% por año, mientras que en el de Maduro es de 8,34% por año: desde 1998 este ha sido, y es, el gobierno del crimen y de los pranatos.

Los negocios rentables siempre han estado en manos del gobierno: desde la triangulación con alimentos y medicinas que luego se pudren y vencen, hasta la compra de plantas termoeléctricas usadas inservibles sin olvidar el negocio aquel de otorgar dólares preferenciales a discreción para ser vendidos en el mercado negro. No es como dice Jesús Faría: sí ha habido, sí hay, negocios “legales” más rentables que exportar.

c.e.tinoco.g@gmail.com