• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

César Tinoco

Malsanas opciones

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la circunstancia continua y agravada de un desgobierno descomunal que ha conducido a la pérdida de popularidad del presidente Nicolás Maduro, y faltando poco más de 12 meses para unas elecciones parlamentarias de una Asamblea Nacional a la fecha inoperante, el hecho de que los ingresos de Pdvsa y sus aportes para el desarrollo social estén positiva y altamente correlacionados (+0,89 para diciembre/2013) es un asunto de extrema gravedad para el gobierno. Tal positiva y alta correlación significa que mientras menores sean los ingresos, menores también serán los aportes al desarrollo social.

De acuerdo con el “estado consolidado de resultados integrales” de Pdvsa, su último estado auditado correspondiente a diciembre/2013 y disponible en su portal, su total de aportes al desarrollo social (misiones + Fonden) para el mencionado año, fue de 13.023 millones de dólares, el 11,43% de los ingresos de Pdvsa para 2013. Las anteriores cifras contrastan con el monto aportado por Pdvsa para el desarrollo social en 2011, año de la rumba preelectoral presidencial: 30.079 millones de dólares, casi la cuarta parte de los ingresos de Pdvsa para ese año.

El mencionado aporte de 30.079 millones de dólares tuvo lugar como consecuencia de unos ingresos habidos en un entorno favorable de precios del petróleo y a pesar de la consistentemente declinante producción de crudo venezolana. Para el año 2012 y con un precio de la cesta venezolana que promedió 103,42 dólares por barril, el aporte de Pdvsa al desarrollo social fue de 17.336 millones de dólares. El aporte de 13.023 millones de dólares en 2013 lo fue en un marco en que la cesta venezolana promedió 99,49 dólares por barril.

Ya el mundo no es lo que solía ser. A pesar de la amenaza terrorista de ISIS y los conflictos armados en el Medio Oriente y en Rusia y Ucrania, el precio del petróleo continúa disminuyendo. Según Pedro Palma, dicha disminución obedece a un efecto combinado de una mayor oferta de petróleo por parte de Estados Unidos, Canadá, Libia e Irak y por el debilitamiento de la demanda de algunos países importadores como China (1).

El caso es que luego de alcanzar un pico en julio/2014, los precios del crudo han comenzado a disminuir y ya para septiembre/2014, según cifras oficiales, el precio de la cesta venezolana alcanzó un promedio de 89,27 dólares por barril (2). Si al anterior precio por barril le sumamos la altísima inflación que se manifestará en los costos fijos de Pdvsa y una gerencia de despilfarro que ubica su margen neto por debajo de 4% para el año 2013, luego de haber alcanzado 18,4% en el año 2000, entenderemos la desesperación que envuelve a esta gente, que los ha llevado a materializar un “default permuta”: cambiaron el default externo por el interno ante el importante vencimiento de deuda externa de este mes de octubre.

La pérdida de popularidad del presidente Maduro y la Pdvsa sin dólares colocan al gobierno contra la pared, lo acorralan y lo obligan, en consecuencia, a extremar su conducta de evitamiento de la culpa y de polarización. Al gobierno no le importará asumir el costo de la persecución política y la violación de derechos garantizados por la Constitución vigente: está en juego su permanencia en el poder.

(1) Pedro A. Palma, “Caída de los precios petroleros”, El Nacional, 6/octubre/2014
(2) http://www.menpet.gob.ve/secciones.php?option=view&idS=45