• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

Joropo sin alpargatas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por allá por junio/2006, la revista Foreign Policy dio a conocer un artículo del periodista Thomas L. Friedman, tres veces ganador del premio Pulitzer, titulado “La primera ley de la petropolítica”.

En su trabajo, Friedman reportaba una lista de 13 países productores de petróleo, entre ellos Venezuela, caracterizados con el doble atributo de ser dependientes de la producción de crudo para la mayor parte de sus exportaciones y por poseer gobiernos autoritarios. A estos países los llamó Friedman “petrolistas”.

Teniendo como variables el precio del petróleo y una medida del grado de libertad, Friedman procedió a graficar una serie de tiempo de dichas variables y basado en lo que allí observó postuló lo que él mismo denominó la Primera Ley de la Petropolítica: “El precio del petróleo y el avance de la libertad siguen siempre direcciones opuestas en países petrolistas ricos en crudo”.

Yo por mi parte, basado en lo observado en la oportunidad, tanto en el Proyecto de Ley de Presupuesto Nacional para 2009 como en el Informe Financiero y Operacional de Pdvsa de septiembre/2008, postulé lo que denominé la Segunda Ley de la Petropolítica: “El precio del petróleo y los aportes para el desarrollo social siguen siempre direcciones paralelas en países petrolistas... o como mínimo en Venezuela”. La ley así formulada la publiqué en 2006, en una revista de circulación nacional, y en 2009 en un diario que ahora sirve a los propósitos de los desprovistos.

Pues bien, sobre este enunciado y en Venezuela, ¿qué dice la evidencia empírica?

Según los estados financieros auditados de Pdvsa para 2014, conocemos los aportes al desarrollo social en los años 2012, 2013 y 2014. También, y en los mismos tres años, conocemos el precio promedio de la cesta de crudo venezolana. Dado que el precio de dicha cesta ha caído a menos de la mitad del precio promedio de 2014, utilizando la última relación entre aportes al desarrollo social y el precio de la cesta venezolana en 2014, uno puede calcular los aportes al desarrollo social para este año de 2015.

Así, la serie de cifras formada por el precio de la cesta de crudo venezolana para los años 2012, 2013, 2014 y 2015 por un lado (103, 99, 88 y 40 dólares por barril) y los aportes al desarrollo social por el otro y respectivamente (17.000 millones, 13.000 millones, 5.000 millones y 2.400 millones de dólares) confirman claramente el enunciado de la segunda ley. De este modo, la segunda ley de la petropolítica proponía evidenciar el riesgo totalmente explícito en el improvisado y clientelar concepto de desarrollo social del chavismo.

Cuando termino de escribir este artículo, el precio de los futuros de WTI para el mes de octubre/2015 cierra en 38 dólares/barril, con 18 días continuos a la baja, mientras que la encuesta del IVAD para el mes de agosto/2015 arroja que 8 de cada 10 venezolanos no confía en que Nicolás Maduro pueda resolver los problemas que confronta el país y que 7 de cada 10 venezolanos no cree en el cuento de la guerra económica.

El estado de excepción es un costoso –y muy torpe– tinglado, un Potemkin, montado sobre la segunda ley de la petropolítica. Luce bien cuesta arriba que, en las próximas encuestas de septiembre u octubre, el número de venezolanos que confían en la capacidad de Maduro y su equipo para solucionar los problemas que enfrenta el país sea mayor o que el número de aquellos venezolanos que se tragan el cuento de la guerra económica o el del destripador kardashian y los paramilitares sea mayor.

El gobierno continúa actuando irresponsablemente. El joropo que viene lo bailaremos todos descalzos, pues ni siquiera hay alpargatas.

 

c.e.tinoco.g@gmail.com