• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

Hiperordeño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Matriz BCG, también conocida como “Matriz de Crecimiento y Participación” o también “Matriz de la Ventaja o los Entornos Genéricos”, creada por Bruce Henderson (1973) del Boston Consulting Group, es un método gráfico de análisis de cartera de negocios y de productos para la toma de decisiones sobre los mismos, basado en dos variables que son el crecimiento del mercado y la participación (cuota) de mercado relativa.

Sin embargo, lo cierto de la Matriz BCG es que se fundamenta en un balance entre los flujos de efectivo generados por los distintos negocios/productos que conforman la cartera: negocios/productos de alto crecimiento (las estrellas) requieren del aporte de efectivo para crecer, mientras que negocios/productos de bajo crecimiento (las vacas) pueden generar excesos de efectivo. Así, el exceso de efectivo financia la necesidad del mismo. Por tal razón, ambos negocios/productos son necesarios en una cartera o portafolio.

¿Y qué necesitaban los bolsillos de la revolución?

Pues eso mismo: efectivo y en el año 2008, cuando Edelca pasó a formar parte de la Corporación Eléctrica Nacional, ya la revolución le había extraído todo el efectivo, dejándola quebrada.

En primer lugar, Edelca no tenía viabilidad financiera en el corto plazo. En segundo lugar, su utilidad neta, el exceso de sus ingresos sobre sus costos y gastos, provenía fundamentalmente de un ingreso ficticio llamado “ingresos por intereses de mora comerciales”, los cuales se originaban de manera recurrente, por la situación de mora del mismo estado con Edelca.

A modo de ejemplo y para 2008, activo circulante depurado de Edelca fue de 1.229,60 millones de bolívares, mientras que su pasivo circulante fue mayor e igual a 1.388,72 millones de bolívares, conducente a un capital de trabajo depurado de -159,12 millones (negativo) de bolívares, con razón de solvencia igual a 0,89 con tendencia a seguir decreciendo. En cuanto a la segunda afirmación ya para el año 2008, los ingresos por mora se habían quintuplicado, ya que pasaron de 217,31 millones de bolívares (2005) a 1.046,24 millones de bolívares (2008).

Ahora bien, dado que los ingresos debidos a la mora eran ficticios, la utilidad neta reportada era menor. Por ejemplo y para 2008, no fue de 1.136 millones de bolívares, sino 90 millones de bolívares. También, y dado que tal comportamiento era recurrente pues se repetía desde el año 2000, la porción retenida de utilidades que fue a su patrimonio también era ficticia. En consecuencia, el patrimonio reportado por Edelca también era ficticio, sin sustancia económica.

A pesar de lo anterior y según consta en su informe anual 2008, el 22/diciembre/2008 mediante acta de asamblea de accionistas extraordinaria N° 157, Edelca decretó dividendos por las utilidades acumuladas al 31 de diciembre de 2007 por 3.394 millones de bolívares. En otras palabras, en 2008 Edelca le dio al Estado dividendos una cantidad equivalente a 3 veces la utilidad neta de ese mismo año. El resultado de esta descapitalización de Edelca lo hemos venido sufriendo todos los venezolanos con la infinitud de apagones que vivimos desde entonces.

Así, en el caso de  Edelca y Cantv, como en tantas otras empresas, el Estado depredador de Hugo Chávez les extrajo todo el efectivo en forma de dividendos, para financiar y crear riqueza pero no en la sociedad venezolana, sino en los bolsillos de los dueños de la revolución. Para borrar los rastros del hiperordeño, Edelca y el resto de las empresas eléctricas fueron transformadas en la Corporación Eléctrica Nacional, de la cual no hay a la fecha al alcance del público un solo estado financiero auditado.

 

c.e.tinoco.g@gmail.com