• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

César Tinoco

De Forex y bursátiles

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Según reportó la prensa nacional, el presidente Maduro estudia actualmente el perfeccionamiento del Sicad II, e incluso una nueva modalidad en su funcionamiento. Plantea ahora “desarrollar mecanismos” para “ampliar el acceso a divisas libremente convertibles”.

Según este novedosísimo plan y para proteger lo que no se han podido rapiñar todavía de las reservas internacionales, el gobierno ya no entregaría dólares por bolívares en el Sicad II sino, en las propias palabras del presidente, “yuanes, yenes, rublos y hasta sucres”.

Este plan de entregar unidades de cuenta no-intercambiables físicamente como el sucre y solamente útiles para los socios del selecto club de la Alianza Bolivariana para las Américas, Alba, pudiera también incluso entregar monedas regionales como el ticoporo y el turimiquire, ampliamente demandadas en mercados internacionales como la bolsa de valores San Vicente y las Granadinas y la Surinam Stock Exchange.

De acuerdo con la más reciente encuesta trianual (2013) del Bank for International Settlements, titulada “Foreign exchange turnover in April 2013: preliminary global results” (1), entre las más poderosas ventajas de que le den a usted, amigo lector, yuanes o rublos en lugar de dólares está la relativa a la altísima liquidez de las monedas china y rusa: de cada 100 monedas intercambiadas en el mundo para el año pasado, 44 fueron dólares; 1,1 fueron yuanes, y tan solo 0,8 fueron rublos.

El rublo por su parte tiene una ventaja adicional a su alta liquidez y es que pierde valor menos rápido que el bolívar venezolano: para el 30/junio/2014 era posible comprar un dólar del imperio norteamericano con 34 rublos. Seis meses después, para el 03/diciembre/2014 el rublo había “ganado” tanto valor que ya era posible comprar el mismo dólar norteamericano por 54 rublos. En otras palabras, en tan solo 6 meses el rublo perdió 59% de su valor que es una cantidad mucho menor que la que ha perdido el bolívar venezolano sobre todo desde que José Khan está en el directorio del BCV.

Puesto que no les vendemos nada a los rusos y dado que le debemos el alma a los chinos y, en consecuencia, no nos entran ni rublos ni yuanes, resulta necesario darle “liquidez” al Sicad II. Con tal finalidad y según me indica una fuente que requirió permanecer en el anonimato, los ingresos provenientes de rematar las cuentas por cobrar de Petrocaribe con Goldman Sachs, empresa del imperio que sí se quedará con el valor total de dichas cuentas, serán convertidos en tres partes iguales que irán a bolívares para las misiones y a rublos y yuanes con el objetivo de alimentar la liquidez del Sicad II.

Entre los aspectos futuros aún no contemplados por el presidente Maduro están la conversión de las reservas internacionales a rublos, dado que los mismos son menos “volátiles” que los dólares del imperio y la creación de un nuevo índice bursátil en la Bolsa de Valores Bicentenaria. En este último aspecto trabaja el mismo grupo de “expertos” que asesoró a la Bolsa de Valores de Caracas para quitarle tres ceros al índice bursátil Caracas a inicios de 2014.


http://www.bis.org/publ/rpfx13fx.pdf