• Caracas (Venezuela)

César Tinoco

Al instante

Asobanca y la corrupción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre el 14 y 17 noviembre tuvo lugar la 49a Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) en la ciudad de Miami. Dicha asamblea es el mayor y más prestigioso encuentro internacional de banqueros de América Latina. Cuenta con la presencia de altos directivos e instituciones financieras de toda la región y atrae a más de 1.800 banqueros de más de 51 países, que quieren conocer y hacer negocios con sus contrapartes internacionales de América Latina, Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

Precisamente, el pasado 17/noviembre, El Nacional reseñó una de las conferencias del evento en donde el cofundador y asesor de Transparencia Internacional, Frank Vogl, expuso que la corrupción es la verdadera causa de la crisis económica en Venezuela. La conferencia se desarrolló entre las 9:00 y 10:00 de la mañana del lunes 16/noviembre, en el salón Versailles del Hotel Intercontinental, bajo la temática “Corrupción: Finanzas y Política 2016”.

La organización Transparencia Internacional define la corrupción como “el abuso del poder para beneficio privado” y la califica como grande, pequeña y política, en función de las cantidades de dinero que se pierde y el sector donde se produce. La corrupción grande consiste en actos cometidos a nivel del alto gobierno. Este tipo de corrupción distorsiona las políticas o el funcionamiento central del Estado, lo que posibilita que los líderes se beneficien a expensas del bien público mientras que la corrupción política consiste en la manipulación de las políticas, las instituciones y las normas de procedimiento en la asignación de recursos y la financiación por los responsables políticos, que abusan de su posición para sostener su poder, estatus y riqueza.

En virtud de la abundante información que en prensa nacional hay al respecto, para nadie es un secreto que un ejemplo de corrupción grande y política lo ha sido precisamente el sistema de otorgamiento de divisas con un dólar oficial a 6,30 bolívares.

Cuando uno observa la película de Venezuela desde la perspectiva del Índice de Percepción de Corrupción o IPC, uno entiende las afirmaciones de Frank Vogl. Dicho índice se elabora desde 1995 a partir de las opiniones de expertos sobre su percepción de corrupción en el sector público. Venezuela ha tenido momentos estelares en su puntuación, por ejemplo, la percepción de corrupción en el sector público aumentó consistentemente desde 2001 hasta 2008, luego de 2010 a 2011 y finalmente desde 2013 hasta el presente. De hecho, para la versión de 2014 del IPC se evalúan 174 países y Venezuela ocupa el décimo segundo lugar (12) con el sector político más corrupto del mundo. De modo que, además de la inflación, la recesión, la escasez y el crimen, la corrupción es uno de los éxitos más rotundos de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. En consecuencia, el discurso de Frank Vogl no resulta extraño a quienes hacemos seguimiento del IPC.

La Asociación Bancaria de Venezuela (Asobanca), miembro activo de Felaban, ha sido siempre dada a reportar los eventos relacionados con Felaban en su portal. De hecho, uno de sus tres objetivos como organización se enuncia así: “Representar a sus asociados ante los organismos económicos internacionales acordes con su naturaleza, y en términos generales procurar que la banca venezolana y la mundial estrechen las relaciones existentes”.

Sin embargo y a la fecha, Asobanca no termina de reportar en su portal la conferencia de Frank Vogl. Lo que sí publicó en su portal fue un texto contra lo que uno supone es Dólar Today y en favor de la información que dizque publica el Banco Central de Venezuela: un texto con características adulantes, más propio de una entidad del gobierno que de una asociación de banqueros serios. Con razón hay bancos que se honran en no pertenecer a Asobanca.

 

c.e.tinoco.g@gmail.com