• Caracas (Venezuela)

César Miguel Rondón

Al instante

Lo que nos viene

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente hablará hoy ─¡por fin!─ en la Asamblea Nacional. Expectativa por lo que va a decir, porque muchos esperan que anuncie algunas medidas económicas, aunque ya el diputado Saúl Ortega advirtió que “no hará anuncios neoliberales”.

El presidente, pues, hará anuncios socialistas, o del tipo que guste, pero seguramente sus palabras seguirán divorciadas de la realidad que padecemos los venezolanos, que avanza, cruel e inexorable, más rápido que el calendario.

El Nacional hoy destaca: “No darán más divisas a empresas productoras de artículos de limpieza. Ahora está en venta lo último que queda en los inventarios de las plantas de almacenes de mayoristas y comerciantes. Con la caída de los ingresos petroleros y el déficit fiscal el gobierno no podrá suplir las divisas necesarias”.

En otras palabras, los productos de limpieza para la casa, para usted, para su aseo personal, los pocos que está viendo en los anaqueles, son los últimos que verá. Imagínese cómo será entonces la situación en un futuro cercano si ahora, cuando llegan desodorantes al supermercado, se arma una suerte de maremágnum de uno sobre otro para coger el producto que encuentre, no importa si el es el desodorante que usted siempre ha usado, cualquiera, el que sea, sin importar la marca porque ya estamos como en Cuba.

Más abajo viene otra información importante: “Por la imposibilidad de adquirir los materiales para el envasado y empaque de los artículos fueron paralizadas líneas de producción en varias oportunidades a lo largo del año pasado”. Es decir, no es guerra económica. Es la ineficacia del gobierno. “80% caerá la producción de papa esta año por las irregularidades que hubo en la dotación de semillas, fertilizantes e insecticidas para los productores”. No fueron, pues, razones climáticas, ni mal tiempo, ni el fenómeno del Niño, lo que hizo que cayera la producción de la papa. La causa hay que buscarla en las medidas, los controles, la burocracia, la torpeza y la corrupción gubernamentales.

Entonces, si el panorama se ve difícil para el futuro, según lo que estamos leyendo en El nacional, la cosa puede ser mucho peor. El economista Miguel Ángel Santos ha publicado en el portal Konzapata.com un artículo brutal, demoledor: “La verdadera crisis estallará en abril”. ¿Por qué dice el economista Santos que va a estallar en abril si ya nosotros sentimos que estalló por completo? Pues bien, lo que estamos viviendo ahorita, por lo visto, todavía es una maravilla frente a lo que nos viene.

Lea usted lo que dice Miguel Ángel Santos:

“¿Qué tan grave es la crisis que se avecina? Acaso baste con decir que el país de las colas para la comida, el país de las golpizas por champú, jabón y toallas sanitarias, es el país del petróleo a 80 dólares por barril porque Venezuela, es de todos conocido, vende el petróleo a 90 días. De manera que hoy está cobrando de acuerdo con los precios de octubre. A partir de abril empezaremos a tener una caja acorde con 40 dólares por barril. Ese, el de abril, será otro país.”

Por ello a lo mejor ya no vuelven los desodorantes y toda la situación se va a poner mucho peor. ¿Si la inflación de alimentos ha estado en el orden del 100%, cuánto terminarán costando los alimentos, por ejemplo, para el mes de abril? ¿Cómo se vivirá en el mes de abril?

La respuesta seguramente no estará en las palabras de Maduro del día de hoy.