• Caracas (Venezuela)

César Miguel Rondón

Al instante

El presidente frente al espejo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Leo en una crónica de Hernán Lugo-Galicia una reflexión de Maduro al anunciar el martes el Banco de Desarrollo Comunal cuyo objetivo será financiar las comunas. La frase que nos llama la atención es esta: “Esa es la consigna, el pueblo al poder a ejercerlo, ya basta de que la burguesía ponga a un pelucón en el poder, a un títere de los intereses económicos. Vamos a ir perfeccionando el sistema. Usted tiene que ser presidente, plántese frente al espejo y se pregunta ¿por qué no puedo ser presidente?”.

Suponemos que alguna vez el señor Maduro se paró frente a un espejo y se lo preguntó: ¿Por qué no puedo ser presidente? Ahora lo es.

Habla el presidente. En el diario Vea el gran titular nos dice: “Maduro llama a la unión latinoamericana ante pretensiones imperialistas. Si tenemos la misma raíz nacimos del mismo proceso, si hemos sido unidos por la dominación del mismo imperio y tenemos la misma lengua ¿cuál ha de ser nuestro destino? La unión”.

En otros medios se reseñan otras frases del presidente, todas pronunciadas en el martes.

 “Son la prensa burguesa y otra gente que no es tan burguesa que a veces se confunden. Saben tanto y son tan inteligentes que terminan sabiendo a nada. Hay gente que sabe mucho, es demasiado sabionda y saben demasiado. ‘A Maduro le faltó profundidad en el sacudón’ y escriben. Bueno, está bien, sigan creyéndoselo, pues. Nosotros vamos con todo –¿oyeron?– a demoler los restos del Estado burgués y vamos a ir de manera progresiva, a paso seguro a construir un Estado de verdad democrático, eficiente”.

Un Estado eficiente, eso es lo que va a construir el señor Maduro, asumiendo, entonces, que el actual de hecho no lo es, y no lo es luego de 15 años en el poder. Es decir, todavía están destruyendo el Estado burgués, después de 15 años.

 “Hay gente que se dedica a hablar estupideces, es una pequeña minoría de gente que odia, vagos que no trabajan y no aportan un pupitre más a una escuela. Tienen las santas voluntades de criticar el avance de la educación en Venezuela, que es uno de los grandes logros, la bandera de esta época histórica de revolución bolivariana”.

Ese es el presidente Maduro.

Mientras, para qué seguir insistiéndole a usted, estimado lector, en la difícil situación económica que estamos viviendo. Solo queremos comentar el rating de Standars & Poors que acaba de ser publicado: hemos sido degradados a CCC+ desde la categoría B-. En el sumario de este dictamen se lee: “La falla del gobierno de Venezuela para tomar acciones correctivas a tiempo ha contribuido al deterioro de la economía y a la escasez de productos que vienen del exterior. La recesión económica, alta inflación, y el crecimiento de la liquidez interna presionan y continuarán erosionando la capacidad del gobierno para pagar sus obligaciones externas en los próximos dos años. Como resultado estamos reduciendo nuestra apreciación de los bonos a largo plazo en el extranjero y en moneda local de la República Bolivariana de Venezuela a CCC+. El panorama negativo se refleja en distorsiones en el crecimiento de la economía, una polarización política que podría llevar a exacerbar las dificultades de gobernabilidad elevando el riesgo de default sobre la deuda soberana en los próximos dos años”.

Ese es el dictamen de Standar & Poors.

El presidente, mientras, quizás solo se mire en el espejo.