• Caracas (Venezuela)

César Miguel Rondón

Al instante

César Miguel Rondón

Jaua y la corrupción

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gran titular del diario oficialista Vea el martes tiene una cita textual del presidente Maduro: “Elección del domingo preludia victorias en el 2015. El presidente de la república felicitó a los 3.988 jefes y jefas de los círculos de lucha popular electos y electas este domingo por la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela. Vía Twitter catalogó la elección como histórica, manifestando ‘que es preludio de grandes victorias para el 2015’. Y emplazó a los designados y designadas a asumir el liderazgo desde la comunidad para la construcción del socialismo”.

Esto del “preludio de las grandes victorias para el 2015”, vista la realidad, son apenas meros deseos, pero deseos no preñan, dice el viejo refrán. ¿Por qué decimos esto? El diario 2001 reseña: “Los rojitos no sueltan cifras de las elecciones. Los oficialistas esquivan respuestas sobre los números, y los opositores dicen que el pueblo castigó al chavismo”. Nícmer Evans, militante de Marea Socialista, declara a Tal Cual: “Solo votó el 6% en los comicios del PSUV”. Según el politólogo el número de sufragios no supera los 750.000. Para los supuestos 7 millones de militantes esta es una cifra ínfima. Eso hablaría de cómo el partido fue castigado incluso por sus propios militantes.

Y ya que estoy en el diario Tal Cual, el editorial del martes, firmado por Xabier Coscojuela, habla de la Policía Anticorrupción y de cómo los corruptos se ríen de esta ley. “Acá nunca se le ha hecho nada, los diputados que votaron por esta ley son los mismos que se han negado a tratar tantos temas de corrupción en la Asamblea Nacional.

“Votaron en contra de investigar el maletín de los 800.000 dólares decomisado en el aeropuerto de Buenos Aires. Tampoco apoyaron investigar y determinar quiénes eran los responsables de la pérdida de miles de toneladas de alimentos importadas por Pudreval. Se negaron a indagar sobre el desfalco al fondo de pensiones de Pdvsa. Rechazaron investigar las denuncias hechas en Argentina que indicaban un sobreprecio en la compra de arroz”.

Y, yendo un poco más allá, se negaron a discutir el caso de Elías Jaua y el viaje a Brasil. Al respecto, El Nacional del martes dice: “Dentro del PSUV hay molestias por el viaje de la niñera de Jaua a Brasil. Aunque en la Asamblea Nacional votaron para que no se investigara el caso de peculado de uso en el que incurrió el ministro Elías Jaua al utilizar un avión del Estado para asuntos particulares, en el oficialismo cuestionan que no se debatiera el asunto”.

Diosdado Cabello declaró el lunes –sacándole el cuerpo a las preguntas sobre cuántas personas habían ido a votar el domingo en las elecciones– que la lucha contra la corrupción sigue, que está allí. Y si está allí, ¿por qué entonces no enfrentan y castigan el caso Jaua que es tan evidente y emblemático? Porque allí hay un caso patente, no hay nada que discutir: el señor utilizó aviones de Pdvsa para un viaje absolutamente particular. Eso es peculado de uso.

Pero Jaua no le ha dado ninguna explicación al país, quizá porque considera que el país no la merece. Ayer apareció muy serio, acompañando a Héctor Rodríguez, para darnos la noticia de que bajaron los casos de chikungunya. Pero de la corrupción y de su niñera, nada.