• Caracas (Venezuela)

Carlos Nieto Palma

Al instante

Retenes policiales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El problema de los retenes policiales tiende cada día a agravarse más y complicar grandemente la seguridad de los que aquí habitamos, pues ahora hay menos policías en la calle protegiendo a los ciudadanos porque tienen que estar en sus comandos cuidando a los detenidos que allí tienen y que no son recibidos en las cárceles del país.

Un detenido en un retén policial debería estar allí en una etapa transitoria y brevísima, que serían las primeras 48 horas después de haber sido aprendido y luego puesto a la orden de un juez, que en caso de ordenar la privación de libertad fija en ese mismo acto el sitio de reclusión que es a donde debe ser llevado.

Los retenes policiales no tienen condiciones de tener detenidos de larga permanencia, ni para garantizarles cuestiones elementales, como la alimentación, la práctica de actividades que disminuyan el ocio, etc., por la sencilla razón de que no fueron hechos con esa intención sino como meramente de tránsito.

Lamentablemente el Ministerio para el Servicio Penitenciario esto no lo ha entendido bien y está evadiendo sus responsabilidades directas traspasándoselas a los organismos policiales, que los está llevando a un colapso cada vez mayor. Ya es común ver en las páginas rojas de la prensa nacional reseñas de fugas, motines, huelgas de hambre, muertes y hechos violentos en los retenes policiales. Hace poco tiempo vimos un episodio en Caracas en la sede de la Policía Nacional Bolivariana que nos puede dar luces de lo que está pasando en todos estos centros temporales de detención, que están asumiendo una función que no les corresponde a ellos.

Como en Venezuela tenemos mala memoria, hay un episodio importante de reseñar y es que a los pocos días de haber asumido la ministra para el Servicio Penitenciario Iris Varela envió una circular en fecha 3 de agosto de 2011 donde “suspendió el ingreso de nuevos privados de libertad ni provenientes del Poder Judicial como de los organismos policiales de todo el territorio nacional”, ante esto y en una cadena nacional el fallecido presidente Hugo Chávez Frías la recriminó por esta acción y le dijo que eso solo tenía que ser por poco tiempo.

En verdad, poco o nada fue el caso que le hizo la ministra Varela a esta orden de su comandante en jefe y esta práctica se continuó y continúa haciendo y es la razón principal del colapso que se vive en los retenes policiales con unos niveles de hacinamiento jamás vistos en estos recintos, lamentablemente el Poder Judicial guarda un silencio cómplice ante tal arbitrariedad que indudablemente desconoce las decisiones de los jueces de dónde deben estar los detenidos.

Hay que recordar que el 3/6/12 la ministra Iris Varela declaró al diario Últimas Noticias que “en 2 años construiría 24 cárceles para procesados”, casi 3 años después solo inauguró a fines de febrero de este año una llamada Centro de Procesados 26 de Julio, que en realidad son unos galpones expropiados a una cadena de supermercados en San Juan de los Morros, estado Guárico, y lo convirtieron en un recinto carcelario, donde por cierto trasladaron hace poco al preso político Daniel Ceballos.

Por si fuera poco y sumado a todas estas arbitrariedades que se cometen desde el Ministerio para el Servicio Penitenciario que mantiene colapsados todos los retenes policiales del país en un hacinamiento extremo, ahora les han enviado a los directores de todos estos establecimientos policiales un comunicado donde piden que cada recluso que trasladen debe ser enviado con un kit personal que incluye colchón, uniforme, útiles de aseo personal y otras cosas más para poder ser recibidos, algo totalmente increíble, pues es responsabilidad de la prisión a donde sean llevados suministrar esto a los reclusos. Ahora, además de cuidarlos, deben de pagar una especie de vacuna para que puedan ser recibidos en las cárceles que les corresponde.

Lamentablemente, este caos existente en los retenes policiales atenta contra la ciudadanía en general, pues hay menos policías en las calles porque tienen que estar cumpliendo funciones que no les corresponde, como es la de custodiar presos.

 

cnietopalma@gmail.com

@cnietopalma