• Caracas (Venezuela)

Carlos Blanco

Al instante

Pudo haber sido así…

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hebras encontradas aquí, huellas allá, pistola humeante y algo de imaginación, me dicen que “el diálogo dominicano” pudo haber sido como sigue.

El gobierno dice la verdad cuando afirma que hubo encuentros y los dirigentes de la MUD dicen la verdad cuando afirman que no los hubo. Como el gato de Schrödinger que metido en una caja está vivo y está muerto al mismo tiempo, hasta que se abre la caja y resulta que está vivo o está muerto: hubo y no hubo encuentro. No, en el sentido de que no se efectuó una reunión formal entre todos; sí, porque unos del régimen y otros de la MUD se reunieron en diferentes momentos y habitaciones de la mansión fernandina.

Cometieron el error de no tomar en cuenta que ya no hay secretos; y olvidaron que todos los asistentes tienen un mejor amigo, que les cuenta cosas a su mejor amigo, que a su vez se las cuenta a… Además, los cuatro partidos dialogantes perpetraron el despropósito de actuar a espaldas no solo de la opinión pública sino de los demás factores de la oposición y hasta de varios de sus dirigentes.

Ya la MUD le había presentado a Zapatero sus puntos de agenda una semana antes, así es que no fue a eso a lo que viajaron. Iba a efectuarse la reunión plenaria pero el descubrimiento del secreto mejor guardado del Caribe les hizo entrar en “control de daños”. Sin embargo, reiteraron los temas para una agenda formal: RR, libertad de los presos y exiliados políticos, atención de la crisis humanitaria, respeto a la Asamblea Nacional y a la Constitución.

El régimen tiene puntos obvios y otros encaletados: suspensión de “la agresión internacional”; en cristiano: no más sanciones por parte de Estados Unidos a los chavistas y, sobre todo, impedir la aplicación de la Carta Democrática, para lo cual se aspiraría a convencer “ya que hay diálogo” a Estados Unidos, México, Argentina y Brasil. Dicen admitir el RR pero para ellos es imposible; y sobre los presos políticos, quieren retener a los más emblemáticos. Desean plantear la salida anticipada de Henry Ramos de la Presidencia de la AN. También quieren sacar de la escena a Almagro (OEA) y a los ex presidentes Pastrana, Tuto Quiroga, Aznar.

Las fuerzas motrices de este proceso son el Vaticano, Cuba, el vivísimo Samper y el Departamento de Estado, que sostiene que siempre es preferible la estabilidad a la inestabilidad. No les gusta Maduro pero no quieren su sustitución tormentosa. Si los venezolanos han esperado tanto, ¿cuál es el apuro?

En este momento el régimen solo quiere tiempo. Zapatero y Samper trabajan para el “tente-allá”. ¿Habrá la nueva reunión?