• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Baruta. Ocho viviendas fueron desalojadas preventivamente

Residencias Salto Ángel, municipio Baruta

Residencias Salto Ángel, municipio Baruta

Colapsó muro de contención en La Tahona. La fractura de la calle Gamelotal en la madrugada hizo que un talud cayera sobre los balcones de cuatro apartamentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Estaba durmiendo con mis dos hijas hasta que escuché unos gritos y oí que la gente corría. Cuando me asomé al pasillo, vi a un bombero que pedía el desalojo de los vecinos. Al salir me di cuenta de que ya no estaba la pared de mi balcón”. Así narra Dilcia de Ortiz lo que vivió ayer cuando, alrededor de las 4:00 am, se fracturó el muro de contención de las residencias Salto Ángel, ubicadas en la calle Gamelotal, del municipio Baruta, justo a una cuadra de la avenida Intercomunal La Trinidad- El Hatillo.

La vecina, que vive en el apartamento 21B, de la torre B del conjunto residencial,  dice que atendió al instante la recomendación de los bomberos del Distrito Capital, de salir del área, pero que cuando regresó a las dos horas a buscar sus pertenencias, un boquete comenzaba a abrirse en la sala. “A la vecina del piso de abajo le fue peor, pues la tierra le llegó hasta la mitad del apartamento”, relató, mientras admitía que no había parado de llorar desde las primeras horas de la mañana y que era una damnificada que no tenía a dónde ir.

La mayoría de los habitantes del edificio Santo Ángel agradecen que no haya habido registro de personas fallecidas ni heridas, a pesar de que la calle trasera de su edificio se fracturó parcialmente. Un quiebre, que convirtió el asfalto de la vía en algo parecido a una galleta de soda,  provocó que se cayera la defensa de la calle, el poste de luz y, por efecto de gravedad, el talud vertical que desde hace 30 años estaba aguantado por el muro de contención, ahora colapsado.

Un total de 6 carros tapiados, 20 vehículos encerrados en el estacionamiento, 4 viviendas directamente afectadas, 8 desalojadas preventivamente y un escape de gas controlado por los bomberos del Distrito Capital fue el resumen del hecho que en la mañana ofreció Víctor Lira, secretario de Prevención y Atención de Emergencias del estado Miranda y director general de Protección Civil regional. Mientras, el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, garantizaba seguridad a los vecinos y les informaba que desde las 6:00 pm y toda la noche, los resguardaría una patrulla policial.

Sólo presunciones

El director de Infraestructura de la Alcaldía de Baruta, Ruperto Calatrava, explicó que era imposible conocer la causa del quiebre de la calle Gamelotal, así como el colapso del muro de contención del edificio. En este momento, geólogos de la alcaldía evalúan el hecho. Calatrava aclara que la lluvia no fue el motivo sino un desencadenante.

El ingeniero cree que el peso de las construcciones ilegales en tres viviendas de la calle Palotal, dos cuadras más arriba del siniestro, pudo haber hecho presión sobre la vía y, como en un juego de dominó, empujó el talud que cayó sobre el edificio.

“Se trata de viviendas con problemas de asentamientos cuyos desagües dan a la calle y se encuentran con una pantalla no apta para aguantar tanto peso. Tal vez, la lluvia que cayó el martes se encontró con un talud humedecido, que además desembocó en un muro con drenajes viejos, el cual terminó por ceder”.

Hipótesis

Oly de Gil vive en la quinta El Carmen de la calle Guayabal, justamente en una de esas viviendas de la loma, que se observan desde el edificio Salto Ángel. A pesar de que la parte trasera de su casa exhibe señales evidentes de quiebres en su estructura, la vecina niega que la causa del desplome de la vía y del muro provenga de algún desagüe de su hogar o de construcción ilegal alguna en su propiedad. “La vía no cede por el peso de las casas. Es al revés, las casas se caen por el desplome de la vía, que se rompe producto de una filtración de agua que lleva años”, dijo.

Opinión distinta tiene la residente de la quinta Caribú, María de Souza, que vive al lado de Oly de Gil. De Souza asegura que la casa El Carmen presenta problemas desde hace décadas. “Esas grietas no son nuevas. Existe un expediente sobre construcciones ilegales, que yo denuncié. A raíz de eso comenzaron a abrirse las paredes, dijo la vecina, cuyo hijo, el arquitecto Ricardo de Souza, mostraba la tierra abierta en el patio de su casa. “Por aquí pasa una falla geológica que viene desde el Guaire y atraviesa las viviendas. Esto no es por agua”, añadió.