• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La regeneración de Puente de Hierro

La Sur 5 es un eje norte-sur que tiene como obstáculo un paso sobre el Guaire, que se creó para conectar, pero que en su versión actual, sobre la autopista, separa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tareas municipales (V)


El primer puente sobre el río Guaire data de 1875, y se construyó en el primer período de gobierno de Guzmán Blanco. La estructura de hierro la trajeron de Europa, y aunque oficialmente lo bautizaron como “Puente de la Regeneración”, la gente lo llamó y aún lo sigue llamando Puente de Hierro. Era una sencilla pero hermosa estructura que unía a nivel las dos márgenes del río y servía tanto a los transeúntes como a los carruajes. El actual es también de hierro, de guerra, pero no une lo que está de lado y lado del río, sino que pone en evidencia el obstáculo que es la autopista Francisco Fajardo, que partió en dos la ciudad y que impacta cotidianamente el tipo de interacciones y los espacios en sus extremos.

Sus laterales se utilizan como área peatonal, pero las barandas son bajas y poco confiables, así que muchos viandantes optan por caminar por la calzada. Además, la “acera” del lado este está truncada: la escalera está desprendida y deja al que camina ante un precipicio. Justo debajo hay un parque infantil recuperado por Pdvsa La Estancia, que no tiene acceso franco desde ese punto.

Andar sobre la Sur 5, que es la vía sobre la que está el puente, y detenerse en el maltrecho artefacto metálico permite observar la autopista y el río como gran oportunidad: de transformación en avenida, la primera, y de desarrollo de un eje que articule un sistema de espacios públicos el segundo. Tanto el lado norte como el sur de la parroquia Santa Rosalía poseen una trama urbana, una vitalidad comercial y una arquitectura que en su diversidad tiene importantes rasgos comunes. El más notorio es la tipología de los edificios, de los cuarenta y cincuenta: no más de cuatro pisos, fachadas curvas y molduras, comercios en planta baja. Ejemplos de ellos son el Peláez, al norte, y Puente Hierro (1944) y Castilla, al sur.

La vista desde el punto más alto del puente es impactante: al norte se ven edificios cercanos al Centro Simón Bolívar, con el Ávila como telón de fondo, y al sur el barrio Buenos Aires, vecino de Roca Tarpeya. Pero cuando estamos en sus extremos el puente se convierte en obstáculo visual, en la negación de esas perspectivas.

La incorporación abrupta de los vehículos que salen de la autopista, a escasos 50 metros, genera una presión en la intersección, justo donde está la sede de Policía Nacional (antes del INTT), que ahuyenta de la esquina este a los viandantes, que prefieren andar por la acera oeste. Con Grecia Blanco, arquitecta y diseñadora urbana, paseamos y nos detuvimos en este punto a reflexionar sobre posibilidades. Tareas pendientes para reconectar y regenerar estos tejidos que ahora, simplemente, están rotos.


Grecia Blanco, arquitecta y diseñadora urbana, afirma:

"Lo que aquí resalta es la necesidad de convertir la autopista Francisco Fajardo en avenida, como estrategia para reconectar y desarrollar todo el eje que marca el río Guaire. Esta es una transformación que podríamos lograr en poco tiempo, a lo sumo 10 o 15 años, y sin grandes inversiones. Y eso depende básicamente de voluntad política para hacerlo.

Esta estrategia obligaría a restituir los pasos a nivel que conectaban la ciudad en sentido norte-sur, semaforizar y crear espacios públicos. Lo importante es hacer que la gente se baje del carro, y hay muchas maneras de hacerlo: vía impuestos (que tener un carro sea muy costoso), el aumento de la gasolina y que haya un excelente transporte público. Debemos lograr que la movilidad sea más razonable, mezclar los usos de la ciudad, y a la vez descentralizar generando nuevas centralidades para que la gente no tenga la necesidad de hacer constantemente largos viajes.

Desde que tengo memoria el Guaire es una cloaca, que siempre hemos ocultado. Pero allí hay una oportunidad enorme que puede asociarse al transporte público, a la creación de bulevares, espacios de recreación, ciclovías. Cualquier ciudad que tenga un río que la atraviese completa es una oportunidad. El río Sena en París fue una cloaca durante siglos. En este momento el Guaire es un parque abandonado".