• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Esperanzas se desvanecen en refugios

1.270 familias distribuidas en 5 albergues esperan desde hace 2 años que les adjudiquen un apartamento. Especialistas advierten que no deberían permanecer más de 3 meses en ese tipo de alojamiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La construcción y entrega de viviendas sigue siendo uno de los asuntos más importantes para el Gobierno; sin embargo, no hay cifras oficiales sobre las familias refugiadas en los albergues provisionales que fueron habilitados en Caracas.

En un recorrido por varios sectores de la capital se pudo comprobar que 1.270 grupos familiares viven desde hace 2 años en 5 refugios y por lo menos la mitad de los albergados aún espera por la adjudicación de un inmueble. El principal temor de los damnificados consultados es la falta de respuesta de las autoridades, pues temen que las viviendas no les sean entregadas.

Algunos refugiados aseguran que desde que el presidente de la república, Hugo Chávez, recibe tratamiento médico en Cuba no han tenido el mismo apoyo y sus casos se han paralizado.

En varios refugios se han registrado irregularidades con los servicios de agua y luz, así como también casos de violencia y homicidios, por lo que la mayoría declara desde el anonimato para no poner en riesgo su anhelada casa.

Una de las denuncias más frecuentes se refiere al criterio que las autoridades aplican para asignar las viviendas. Afirman que familias que nunca pernoctaron en los refugios recibieron apartamentos en los urbanismos primero que ellos.

Adjudicaciones irregulares. Con base en un seguimiento realizado entre junio y diciembre de 2012, la organización no gubernamental Transparencia Venezuela destaca, en su informe Riesgos de Corrupción e Integridad en la Gran Misión Vivienda Venezuela, que el Gobierno no ha publicado datos de los beneficiarios que han  recibido apartamentos.

En el capítulo “Proceso de adjudicación y transferencia” destacan que los entes gubernamentales no han publicado información de los beneficiarios, como por ejemplo el nombre y la cédula, así como tampoco la dirección de la vivienda asignada.

“En Brasil, Perú y Guatemala, el Estado sí publica esos datos, lo que permite que se realice la verificación y contraloría y reduce la posibilidad de que se asignen viviendas a personas que no cumplen con los requisitos del programa o misión”, advierten en el informe.

En el mismo capítulo, la ONG destaca que tienen conocimiento de prácticas irregulares en la asignación de viviendas: “Ponen a las familias de los refugios a decidir entre ellas cuáles deben ser las beneficiarias, como sucedió en el refugio ubicado en la sede del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, en la avenida Francisco de Miranda”.

Transparencia Venezuela indica que es preocupante que quienes resultan favorecidos por la Misión Vivienda tengan poca información sobre el uso, venta, alquiler, gestión de espacios comunes, pago de condominios y otras acciones derivadas de la propiedad: “Por lo general, las adjudicaciones se hacen como actos propagandísticos en los que sólo hacen firmar a los beneficiarios un documento, pero no se les explica en detalle las características y condiciones de la vivienda”.

Caos genera violencia. La presidente del Colegio de Psicólogos de Miranda, Yelena Yánez, advirtió que los damnificados no deben permanecer más de tres meses en refugios porque el caos que predomina en esos lugares potencia la formación de pandillas y la acción de grupos violentos.

“En los albergues se aplica la teoría de la supervivencia. En esos sitios vemos el patrón y la cultura de los que aprenden a delinquir porque es la única salida que tienen ante la crisis y la desesperanza colectiva. No tienen una expectativa de futuro, pues no ven concretadas las ofertas de vivienda en corto ni mediano plazo. Eso genera estrés y ansiedad y los niños que crecen en ese ambiente lo hacen en un medio marginal, a expensas del delito y de lo incorrecto que impera en el área”.

La especialista aseguró que en los refugios hay una cultura similar a la de las cárceles, donde predomina la figura del líder, que es el que tiene el control del lugar. “En los albergues hay muchísimas patologías psicológicas. Hay trastornos mentales, personas que se imponen, mientras otros refugiados son sumisos. Predomina la insalubridad mental. El Estado y el Gobierno deben aportar soluciones inmediatas a los refugios”.

LA RINCONADA

Inicio: 7 de enero 2012

Refugiados: 230 familias en la Tribuna C y 180 familias en la Tribuna A

Viviendas entregadas: 100 refugiados de la Tribuna C recibieron apartamentos en Ciudad Tiuna a mediados de diciembre. Se desconoce a cuántas personas les han adjudicado viviendas en la Tribuna A  

Padrino político: ministro de Turismo, Alejandro Fleming

Refugiados de la Tribuna C denunciaron que han sido adjudicadas viviendas de forma irregular porque familias inscritas en la data del albergue recibieron apartamentos en Ciudad Tiuna primero que ellos, pese a que no pernoctaban con regularidad en el lugar.

En 2012, los damnificados de las tribunas A y C de La Rinconada protestaron para exigir respuesta del Gobierno. Mientras 100 familias recibieron casas a mediados de diciembre, el 30 de ese mes el refugio no contó con servicio de luz y agua. “Las paredes de dry wall no aguantan más porque las ratas se han comido la parte de abajo y algunos niños han sido mordidos por los roedores. Señor Nicolás Maduro, le hacemos un llamado para que nos ayude en esta situación. Nos sentimos olvidados por los entes gubernamentales”.

Refugio Cuartel San Carlos

Ubicación: avenida Panteón

Inicio: 30 de noviembre de 2010

Refugiados: 72 familias

Viviendas entregadas: 44

Padrino político: ministra de Educación Superior, Yadira Córdoba

El Cuartel San Carlos es uno de los refugios más representativos de las condiciones en que viven los damnificados en Caracas. Mientras 25 familias están distribuidas en carpas, el resto improvisó cubículos con cajas de cartón y restos de madera y de rejas. Los refugiados perdieron sus viviendas en noviembre de 2010 en la parroquia Altagracia y en Blandín.

Mirna Josefina Maica hizo un llamado al vicepresidente Nicolás Maduro para que atienda las necesidades del albergue. Además de denunciar las condiciones de insalubridad, pide que les informen cuándo serán adjudicadas sus viviendas: “Ya tenemos dos años aquí y ni siquiera nos han dado título de propiedad. A las personas que venimos de Blandín lo que nos dicen es que en Ciudad Caribia falta terminar la carretera y que aún no hay agua. Aquí los guardias nacionales no cumplen con su trabajo porque se han metido a robar y otros damnificados me han roto la carpa. Desde que el Presidente se fue estamos más desamparados que nunca”.

Refugio Torre El Chorro

Inicio: 8 de enero de 2011

Damnificados: 110

Viviendas entregadas: 138

Padrino político: ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Néstor Reverol

Las 110 familias que se alojan en la Torre El Chorro ocupan desde el piso 11 hasta el 16. Las provenientes de Propatria, 23 de Enero, La Pastora, Blandín y Federico Quiroz duermen en cubículos hechos de dry wall. Una mujer que cumplió 2 años en ese albergue, con su esposo y sus hijos de 5 y 6 años de edad, aseguró que tienen problemas de convivencia con algunos refugiados.

“Se va mucho el agua y tenemos que pagar para que la traigan. Hay gente mal viviente, que lanza orina, basura y agua sucia por las ventanas. Tenemos muchos ratones, chiripas y mosquitos. Como utilizamos cocina eléctrica se bajan los breakers. Hay un piso de las escaleras de emergencia que está oscuro por lo que a veces ocurren accidentes”, relató.

Al igual que en otros albergues, los damnificados de la Torre El Chorro aseguran que no han sido tomados en cuenta desde que el Presidente está en La Habana. “La obra que nos están construyendo en la avenida Libertador está cruda. Lo último que nos dijeron es que en noviembre los ingenieros se robaron la plata y por eso se han paralizado los trabajos”, refirió uno de los voceros del refugio.

Refugio edificio El Líder

Ubicación: La Florida

Inicio: 15 de febrero de 2011

Damnificados: 400

Viviendas entregadas: 500

Padrino político: alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez

Las familias que permanecen en el edificio El Líder no se quejan de irregularidades. Representantes del albergue se reúnen semanalmente para hacerle seguimiento a los casos de las familias que desde febrero de 2011 esperan por sus viviendas.

Como parte de sus actividades, los damnificados acuden con frecuencia a la Comisión Presidencial de Refugios Dignos para consignar sus reportes por escrito. Al igual que los refugiados de otras zonas, aseguran que viven en condiciones precarias y rechazan la falta de respuesta en relación con sus viviendas.

Una de las voceras del albergue afirmó que desde mayo de 2012 no les han entregado apartamentos que estaban preadjudicados: “Hemos visto cómo a algunas familias les quitaron las casas que les habían adjudicado para dárselas a otros. A familias que iban a recibir casas en La Guaira, ahora les están asignando apartamentos en Caraballeda. Lo mismo pasó con 16 familias que esperaban cupos para La Paz”.

Refugio Sambil Candelaria

Ubicación: Candelaria

Inicio: Diciembre de 2010  

Refugiados: 350 familias que perdieron sus casas en La Vega, Petare y San Agustín

Viviendas entregadas: Dato sin confirmar. Se conoció que algunos grupos familiares provenientes de La Vega, Petare y San Agustín del Sur fueron asignados a urbanismos de Santa Teresa, La Guaira, Maracay, Los Teques, Barquisimeto y Charallave.

Las cifras

18.100

familias permanecen en refugios, informó el ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina: 11.500 grupos familiares fueron alojados a finales de 2010 y principios de 2011; 2.000 a finales de 2011, y 4.600 en 2012.

346.700

viviendas fueron construidas entre 2011 y 2012, según el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

20.341

viviendas entregaron a familias refugiadas.

El dato

El ministro Ricardo Molina informó que las 11.500 familias alojadas en refugios a finales de 2010 y a principios de 2011 recibirán sus viviendas antes de abril.