• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

A punto de desplomarse muro en El Naranjal

La pared que separa el campo de beisbol y el conjunto residencial El Naranjal comenzó a ceder en 2009 | Leonardo Guzmán

La pared que separa el campo de beisbol y el conjunto residencial El Naranjal comenzó a ceder en 2009 | Leonardo Guzmán

Antisociales entran en las residencias a través de boquetes en la pared del estacionamiento, para cometer delitos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El muro del estacionamiento destinado a los visitantes en las residencias El Naranjal, que separa los edificios del campo municipal de beisbol, podría desplomarse en cualquier momento. La pared, que mide 80 metros de largo por 3 metros de alto, presenta grietas importantes en varias secciones, además de desprendimientos y colapso.

Cristian Rivas, vecino de la Torre A de las residencias localizadas en Las Minas de Baruta e integrante de la junta de condominio, dijo que el muro, construido por los vecinos hace aproximadamente 30 años, empezó a ceder en 2009 y, desde entonces, cada vez que llueve se desplaza un poco.

Múltiples fisuras y boquetes son evidencia del progresivo deterioro que el desplazamiento del terreno, en el que se encuentra en el campo de beisbol El Naranjal, ha originado en la delgada pared, y aunque los vecinos no recuerdan las fechas exactas en las que ocurrieron los derrumbes que han causado daños a la estructura, no olvidan que una ocasión parte del muro se desplomó sobre un carro y temen la situación puede volver a repetirse.

Las medidas

El director de Infraestructura de la Alcaldía de Baruta, Ruperto Calatrava, aseguró que tiene conocimiento de lo que sucede en el conjunto residencial. Expresó que ya tomaron algunas medidas para evitar que las aguas de lluvia sigan deteriorando la pared. Sin embargo, admitió que hace falta un proyecto de mayor envergadura para solucionar definitivamente el problema.

“Desde que fueron limpiados los drenajes del campo de beisbol en 2011, no hemos tenido noticia de que otro tramo del muro se haya derrumbado. Sabemos que hay que reconstruir la pared y ejecutar otros trabajos para solucionar el problema definitivamente, pero para eso hay que elaborar un proyecto y su diseño debe ser incluido en el presupuesto municipal. Este año no estaba en la lista de obras y por ello no fue posible la ejecución de los trabajos”, informó Calatrava.

El funcionario informó que se propondrá incluir los costos de la elaboración de ese proyecto en el presupuesto municipal 2013.

Boquetes favorecen delincuencia

Las más de 4.000 personas que habitan en las residencias El Naranjal temen que el hampa se apodere del lugar, pues desde que, por causa del desplazamiento del terreno adyacente, empezaron a abrirse boquetes de gran tamaño en el muro, un grupo de antisociales ha aprovechado la falla en la estructura para entrar en el complejo y cometer actos delictivos.

“Hemos tenido que tapar los huecos de la pared para protegernos. Colocamos alambres para impedir el paso de extraños”, señaló Rivas.

Los Testimonios

Arnold Hernández, vecino de la torre C

“Para los propietarios que estacionan sus vehículos cerca de la pared, los daños representan un peligro inminente. Por otra parte, las grietas del muro han favorecido la inseguridad, lo que también es un problema para quienes vivimos aquí”.

Rosa Valera, vecina de la torre C

“El área deportiva adyacente al conjunto, que uno agradece, está bastante desasistida, pese a los muchos vecinos que viven cerca del sitio. Uno observa cómo la toman personas ajenas, que al ver que allí no hay ningún control aprovechan el espacio para usos que no favorecen a la comunidad”.