• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La pareja Spear y Beryy fue víctima de la delincuencia varias veces

Padre de Mónica Spear

Padre de Mónica Spear

“Tenían temperamentos muy diferentes y eran excelentes personas. Mónica era muy inocente, sencilla, humana y él era excelente hombre”, contó el actor Javier Vidal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mónica Spear y Henry Berry, asesinados el lunes, compartían experiencias similares referidas a la violencia en el país. Antes y después de conocerse, casarse y divorciarse, continuar con su amistad y unidos por una hija, fueron víctimas de la delincuencia.  

Henry Berry, de 39 años de edad, tenía marcas de balas en el cuerpo. Hace 10 años, quizás un poco más –relatan sus allegados–, fue víctima del robo de un automóvil. Estaba con su mejor amigo cuando fue asaltado por delincuentes en Caracas. “Los hirieron con armas de fuego. Él fue atendido en la Clínica Ávila y pudo salvarse, pero su compañero murió. Muchas personas fuimos, en ese momento, a donar sangre. Ese hecho fue muy duro para todos”, recordó Pedro Berritzbeitia, amigo de la familia Berry.

El episodio ahuyentó a Berry por un tiempo. Viajó a Weston, en Miami, Estados Unidos, para atender su escuela de inglés, que estaba al lado de una academia de modelaje. En ese sitio, en 2003, conoció a Spear, que tres años más tarde sería su esposa. “Tenían temperamentos muy diferentes y eran excelentes personas. Mónica era muy inocente, sencilla, humana y él era excelente hombre”, contó el actor Javier Vidal, amigo de la pareja.

“Mi país es bello”. Esa pasión que tenía Berry por explorar Venezuela, una y otra vez, caracterizó también a Spear. La actriz, de 29 años de edad, había sido asaltada con armas de fuegos en 5 o 6 oportunidades. “Ella amaba a Venezuela, no pude en ningún momento sacarla de allá a pesar de que le hablé en varias oportunidades sobre la inseguridad en el país. Este es un dolor que no se lo deseamos a ninguna familia. ¿Cómo alguien tan hermoso, tan saludable, y que de repente de la nada desaparezca, por causa de un pillo, de unos hampones?”, dijo a Univisión el padre de la joven, Rafael Spear, quien confesó entre lágrimas que se enteró de lo sucedido al encender la televisión y ver las noticias.

El consejo no era exclusivo del padre. Katty Pulido, asesora y manager de la actriz desde su participación en el Miss Venezuela, también le pidió reiteradamente que se radicara en el exterior. “Su papá quería que la convenciera para que se fuera a Estados Unidos, pero ella no quería y me decía: ‘Yo me regresé a mi país y en mi país me quedo, mi país es bello”.

Aunque Spear tenía varios proyectos profesionales, había decidido dedicarle este mes a su hija.