• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

El paisajismo del Parque del Este está en peligro

Parque del Este / Valentina Villa/El Nacional

Parque del Este / Valentina Villa/El Nacional

La fundación Docomomo, capítulo Venezuela, envió una petición al World Monuments Fund para que sumen el parque a la lista de patrimonios en riesgo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El paisajismo original del Parque del Este quedó para el recuerdo. Sus horizontes dejaron de ser infinitos y ahora, de tanto en tanto, la mirada del visitante se cruza con estructuras invasivas: vallas que anuncian obras, kioscos destinados a la venta de juguetes, parques infantiles incorporados a los laberintos de concreto diseñados por el arquitecto brasileño Roberto Burle Marx e, inclusive, la réplica del Leander.

Pocos parques en el mundo tienen la calidad del Generalísimo Francisco de Miranda, pero a 52 años de inaugurado, hasta su carácter botánico está en riesgo.

La flora superficial ha ido desapareciendo, otras especies vegetales están por concluir su ciclo vital y se desconoce si los árboles que han sembrado responden a la planificación original.

Docomomo Venezuela ­organización dedicada a la documentación y conservación de los edificios y complejos urbanos modernos­ solicitó al World Monuments Fund incorporar el parque a su lista de patrimonios en peligro. Hannia Gómez, vicepresidenta de la fundación, explica que aspiran a que se respete el proyecto original de Burle Marx: "Queremos llamar la atención, forzar el diálogo, encauzar el rumbo y que se hagan las cosas bien. Lo que está pasando con el Parque del Este es consecuencia del Leander que es tres veces más grande que la nao Santa María y se desvirtuó su esencia al tratar de convertirlo en un parque temático. Este parque fue hecho para una recreación pasiva, más tranquila e imaginativa".

El 13 de julio de 1998, el parque fue decretado como Bien de Interés Cultural de la Nación. A raíz de la designación, el Instituto Nacional de Parques convocó en 2001 a parte de sus creadores originales, Fernando Tábora, John Stoddart y Leandro Aristiguieta, quienes constituyeron el Comité de Asesoría para la Conservación del Parque. Además, las arquitectos María Eugenia Bacci y Diana Henríquez elaboraron el Plan de Desarrollo, Administración y Manejo del Parque del Este Rómulo Betancourt ­como solía llamarse­ en 2003.

Lineamientos engavetados. Junto con el plan de manejo, Inparques entregó al Instituto de Patrimonio Cultural la planilla de inscripción para que pudiese ser considerado como patrimonio mundial por la Unesco. "El IPC debía aprobar el plan de manejo y era el responsable de enviar la solicitud a la Unesco, pero ambos documentos fueron dejados de lado, quizás por falta de interés", afirmó Bacci. El documento enumeraba una serie de problemas que incluían fallas institucionales y de gestión, deterioro de la infraestructura física y deficiencias de señalización y en las áreas verdes.

En la actualidad, muchas de las dificultades señaladas se mantienen o se han agudizado. Raquel Schaffernorth, miembro del Comité de Usuarios para el Rescate y Defensa del Parque del Este, respalda la solicitud de Docomomo. Para Schaffernorth, el rescate de las colecciones botánicas es una prioridad: "Siempre ponemos como ejemplo el caso de Pdvsa La Estancia. Allí cuentan con 7 jardineros para atender 2 hectáreas; en cambio, en el Parque del Este hay sólo 3 jardineros para 77 hectáreas".

Proyectos en marcha. A Stoddart, único de los tres proyectistas que aún vive, le preocupa que el parque se esté desperdiciando. En julio del año pasado, él y Henríquez comenzaron a trabajar en un Plan para la Recuperación de Áreas Especificas en el Parque Generalísimo Francisco De Miranda. "Una vez que esté lista será posible la reconstrucción del parque como nunca se ha hecho. Es necesario reponer las especies.

Hay elementos botánicos que datan de 1962 y éste es un proceso complejo".

Henríquez añade que hay otras especies de plantas que no estaban en el plantario original y que, naturalmente, se han reproducido en el lugar: "La invasión densifica, oscurece y dificulta el mantenimiento. Si no se controla esa tendencia, la mitad del parque podría quedar inutilizable. Hay que reconocer que el personal del parque trabaja con las uñas porque el instituto no tiene presupuesto".

Pdvsa La Estancia ejecuta obras de rehabilitación y mantenimiento de los patios ornamentales. Gómez exigió apertura y transparencia en cuanto a ese proyecto: "Esas baldosas son una obra de arte de Burle Marx y es lógico que los ciudadanos quieran saber".