• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

“La orientación de esta universidad debe ser la concreción del Estado socialista”

Jesús González | Foto: Leonardo Guzmán

Jesús González | Foto: Leonardo Guzmán

Jesús González González informó que el centro educativo ha logrado alcanzar la cifra de 150.000 estudiantes. Señaló que los despidos de profesores no responden a asuntos políticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A finales de 2011, Jesús González González asumió el Rectorado de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada. Desde entonces, señala, se ha dedicado a trabajar para mejorar la institución, en la que estudian aproximadamente 150.000 alumnos.
Asegura que la labor es ardua y que su intención es mantener la calidad. Uno de los asuntos pendientes es incrementar la cantidad de estudiantes becados, pues actualmente ese beneficio llega a 10% de la matrícula. También pretende impulsar, entre otras cosas, la automatización de Secretaría, la formación docente, la mejora de la infraestructura –actualmente la Unefa cuenta con 88 núcleos en todo el país–.
Para él, todo ese trabajo debe estar enmarcado en una gran meta: la concreción del Estado socialista que, dice, es un modelo avalado por la mayoría de los venezolanos.
—La universidad incrementó su matrícula en 2006. ¿Cómo universalizar la enseñanza sin comprometer la calidad?
—Es una tarea difícil, pero se puede hacer; de hecho, la estamos haciendo. Cuando era Instituto Universitario Politécnico de la Fuerza Armada había entre 3.000 y 4.000 estudiantes. En 1999 se transformó a Unefa y se inició el proceso de crecimiento. Llegó el momento en que el Gobierno no estaba satisfecho y se dispuso comenzar un ingreso masivo. Entonces, en 2006 hubo ese proceso extraordinario en el que llegamos a 130.000 alumnos. Es natural que el incremento de la matrícula en esas dimensiones tenga un impacto en la calidad, porque incide en el cuerpo docente, la infraestructura, las providencias estudiantiles. Se ha señalado que la calidad de nuestra enseñanza ha disminuido, pero yo no comparto tal idea. Más bien hemos recibido, año tras año, señales de que de la institución siguen egresando profesionales de alta calidad. Además, nuestros profesores no vienen de la luna ni de la galaxia de Andrómeda. Ellos dan clases también en otras universidades, como la Central de Venezuela o la Simón Bolívar. Así que por ese lado no debemos preocuparnos. Es verdad que crecer de esta manera trae problemas de infraestructura, pero los hemos ido arreglando poco a poco. Creo que pasarán 5 años más para que la universidad tenga la infraestructura apropiada. Sin embargo, hemos avanzado. Con las providencias estudiantiles también hemos tenido progresos. No resulta fácil dar becas de estudio o de comedor a 150.000 muchachos.
—El año pasado hubo denuncias de despidos de docentes y se dijo que se trataba de un asunto político. ¿Qué pasó?
—En el presupuesto de 2012 no se asignaron recursos para contratar. Contrariamente, los recursos para docentes fijos se incrementaron. La señal era clara: la Unefa no debe tener personas contratadas sino fijas. Entonces acometimos un proceso que era necesario: el impulso de una nueva estructura organizativa. Como parte de ese trabajo, revisamos quiénes habían cumplido las demandas y quiénes no. Los que no, los apartamos. Mes a mes, revisamos eso, pero no lo pudimos terminar en 2012. Hubo quienes especularon y dijeron que estábamos aplicando listas políticas y sacando gente. Pero les digo que busquen en esa lista a los vicerrectores, decanos, directores, y apuesto mi mano derecha a que muchos están. De manera que esas especulaciones no tienen fundamento.
—Usted ha dicho que la Unefa debe estar al servicio de la revolución. ¿Cómo se garantiza la libertad de pensamiento y de cátedra?
—La libertad de cátedra y de pensamiento tiene que existir para efectos académicos. Si no, estaría truncada la naturaleza del hombre a crear, a inventar. En las aulas hay plena libertad para lo académico y científico porque así tiene que ser. Ahora, también partimos de la base de que esta universidad es de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y es mandato constitucional que la FANB esté al servicio de la Nación. Por lo tanto, debe servir a la población, al territorio y al Estado, que es el Gobierno nacional. Y sobre la base de las elecciones, debe apuntar a la concreción del Estado socialista. De manera que debemos impulsar la consolidación del Estado socialista, que es voluntad de la mayoría de los venezolanos. Entonces, hay libertad de pensamiento, pero la dirección de esta universidad debe ser la concreción del Estado socialista. Pareciera que no puede ser de otra manera.
—El año pasado también hubo protestas de estudiantes por fallas en servicios. ¿Ha avanzado la automatización de las cargas de notas?
—No está resuelto, pero hemos avanzado en un alto porcentaje. Este es un problema asociado al crecimiento estudiantil que tuvimos en breve plazo. Es cierto que las secretarías de nuestros núcleos están preparadas para atender a cerca de 300 muchachos, y 3.000 o 5.000 desbordan la capacidad de las oficinas. La plataforma tecnológica no es la más adecuada para servir a esta enorme cantidad de personas.
—¿Se cambiará esa plataforma?
—Sí, hemos hecho las diligencias para cambiar nuestros servidores. Vamos a terminar de adecuar nuestra plataforma, no sólo para servicios estudiantiles, sino también para manejar la nómina. Si en 2013 no lo logramos, entonces tendremos muchos problemas. La gente no puede seguir pasando las notas manualmente. Ahora incorporamos un código de barras que facilita el proceso en las oficinas. Pero no te mintieron cuando te dijeron que los egresados debían esperar cinco o seis meses, incluso más, para obtener los documentos. Estoy seguro de que este año se resolverá.
—¿Qué cree que debe tener una universidad para que sea de calidad?
—La universidad debe estar preparada para formar a los profesionales con la convicción que tenemos nosotros. Un profesional de calidad debe tener excelencia académica, formación en defensa y seguridad de la nación, y conocimiento de la doctrina bolivariana. También es indispensable el humanismo, que los egresados tengan una conciencia social. Igualmente debe haber una visión más allá de las fronteras.

Estudios aeroespaciales
A finales de este año, si se cumplen las promesas del rector Jesús González González, la Unefa ofrecerá la carrera de Ingeniería Aeroespacial. La finalidad será formar recursos humanos para la Agencia Bolivariana de Actividades Espaciales. La propuesta es impartir esos estudios en la sede de la universidad en Puerto Cabello, pues están muy cerca de las instalaciones de la agencia.
“Los asuntos académicos, el currículo, la acreditación de la carrera está a cargo de la Unefa, y la agencia aportaría los docentes. Su personal tiene maestrías y doctorados en esa área”, apuntó el rector.
Además de la carrera de pregrado, la Unefa ofrecerá posgrados en asuntos aeroespaciales, que podrán cursar los egresados de Ingeniería Civil, de Sistemas o de otras especialidades. González González señaló que está pautada una reunión pronto para afinar detalles sobre esos estudios. También, aseguró, la universidad contará a finales de año con una carrera de diplomacia y estudios internacionales.