• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Una noticia y bombas molotov terminaron la protesta

Lugar donde se encontraban los estudiantes en Chacao / @nelsonagus

Lugar donde se encontraban los estudiantes en Chacao / @nelsonagus

Un policía dijo que luego del anuncio de Maduro lanzaron bombas molotov desde el edificio del Ministerio de Infraestructura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando en cadena nacional el vicepresidente Nicolás Maduro anunció la muerte del presidente Hugo Chávez, en la avenida Uslar Pietri de Chacao –donde un grupo de estudiantes estaba encadenado para exigir la verdad sobre la salud del mandatario– hubo confusión. Vecinos que se identifican con la oposición aseguraron que funcionarios de la Guardia Nacional agredieron a los jóvenes y que desde un edificio les lanzaron bombas molotov que incendiaron varias de las carpas, lo que hizo que los jóvenes corrieran inmediatamente.

Un policía, que prefirió reservar su nombre y el cuerpo de seguridad para el que trabaja, aseguró que luego del anuncio de Maduro sí lanzaron bombas molotov, pero desde el edificio del Ministerio de Infraestructura. “Las lanzaron justo cuando se dijo la noticia y los jóvenes se pararon a recoger sus cosas. Aunque no comparto que algunos celebraron la noticia”, señaló.

Indicó que inmediatamente mandaron a retirar a la Policía de Miranda y a la Policía de Chacao, y que llegaron motorizados de la Guardia Nacional a pedirle a los jóvenes que se retiraran. “La mayoría se fue con las bombas que lanzaron, pero otros se fueron con la Guardia”.

Desde el edificio ED Número dos, donde hay un popular puesto de shawarma, bajaron las familias que apoyan al Presidente. “Nosotros sí les lanzamos basura desde la ventana. No puede ser que estuvieran aquí con eso. Desde los ductos de los baños me llegaba su olor a mi apartamento. Esto no es lugar para protestar”, dijo una mujer del edificio.

Mientras ella contaba la historia, un grupo de 15 personas aproximadamente recogía lo que quedaba de la protesta. Metales, toallas, bolsos, ropa o comida eran bienvenidos. Un hombre sonriente mostraba a sus compañeros una pantaleta que se encontró. Otro le dijo que se llevó tres “nuevecitas”. Un niño que caminaba con su papá por la zona le preguntaba qué había pasado. “El Presidente hijo se fue al cielo”.

Otro hombre del edificio ED Número dos, con una gorra tricolor de las que tiene el símbolo del 4F y una franela con la cara de Ernesto Che Guevara, también bajó de su casa: “Cuando se enteraron, porque lo vieron en sus laptos, empezaron a celebrar y nosotros los enfrentamos. Mira, esos ni son estudiantes. Ahí han encontrado hasta preservativos”.

Mientras el hombre hablaba, una mujer empezó a discutirle: “Son estudiantes y son los únicos que fueron capaces de pararse a frenar tanto atropello”. Varios peatones y vecinos tomaban fotos con sus celulares de lo que ocurría y de la manera en que las personas se llevaban lo que quedó de la protesta.

Una de las quejas más comunes era que los locales estaban cerrados. Ni las pizzerías, licorerías o tiendas de loterías estaban abiertas. “Ni el Sambil ni el San Ignacio”, dijo un policía de Chacao.

La otra queja –además del fuerte tráfico– fue que el Gobierno anunció la noticia en la hora pico: “Han debido esperar hasta la madrugada. Ahora tienen a todo el mundo angustiado por eso”, dijo una mujer a un grupo de personas.