• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Baruta. Parque cultural divide opiniones en Sorocaima

Hacienda La Trinidad

Hacienda La Trinidad

Algunos vecinos sostienen que las actividades en la Hacienda La Trinidad irrespetan el uso del terreno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con protestas y pancartas, vecinos de la calle Rafael Rangel Sur de la urbanización Sorocaima, localizada justo frente al Parque Cultural Hacienda La Trinidad, han hecho público su rechazo a las actividades que se realizan con frecuencia en esas instalaciones.

Miembros de la Asociación de Vecinos de la urbanización Sorocaima sostienen que las actividades comerciales que tienen lugar en la hacienda, que fue declarada Bien Cultural de la Nación en 2005, no se corresponden con los permisos de uso asignados al terreno y perturban la tranquilidad de quienes viven en las adyacencias. Denuncian que hay contaminación sónica, congestión del tránsito y hasta irrespeto del patrimonio.

"Compramos nuestros inmuebles en una zona estrictamente residencial, y eso es algo que no puede ser violentado si no se tiene la aprobación de 100% de la comunidad, motivo por el cual ningún cambio de uso sin el visto bueno de todos los vecinos tiene validez. No estamos en contra de la cultura, pero la hacienda se ha convertido en una especie de centro comercial simulado", explicó un miembro de Asoreso, que prefirió no ser identificado.

En el parque cultural funciona un centro de salud integral, una galería de arte, un café, un salón de vinos, una tienda de artesanías, un salón de usos múltiples y un taller de fotografía; sin embargo, el gerente de Operaciones de Trinalta, empresa dueña de la Hacienda La Trinidad, Daniel Forsythe, asegura que los comercios que allí funcionan son de carácter cultural, cuentan con permisos y están ajustados a las normas legales.

"Todas las actividades que se realizan en el Parque Cultural Hacienda La Trinidad están destinadas a mantener el centro, con el fin de que sea autosustentable", dijo Forsythe.

Olga Guédez, miembro del Consejo Comunal Sorocaima, explicó que cada denuncia de los vecinos ha sido investigada y que la organización comunitaria determinó que el Parque Cultural Hacienda La Trinidad tiene permisos tanto de la alcaldía como del Instituto de Patrimonio Cultural para realizar las actividades que allí tienen lugar.

Ausencia de estacionamiento. Además del tema del comercio en el parque, los vecinos alegan que se sienten incomodados por la gran cantidad de vehículos que estacionan en la urbanización quienes acuden a las actividades que se realizan en la hacienda.

"En el centro existen alrededor de 7 comercios, y la ley establece que por cada metro útil debe haber un puesto de estacionamiento. Ellos deberían tener por lo menos 100 puestos para parquear, pero no en las calles de la urbanización. ¿Dónde están esos puestos?", señala un miembro de Asoreso.

Forsythe no es ajeno a esa realidad y reconoce que el parque sólo cuenta con 60 puestos, pero asegura que han diseñado un mecanismo a través de cual, una vez que el estacionamiento está repleto, se pide al resto de los visitantes que busquen otros sitios para parquear.

"Quizás el problema más grave tiene relación con la falta de estacionamientos. Estamos de acuerdo en que la calle no debería usarse para ninguna actividad. La calle es de dominio público. Eso tiene que resolverse", dijo Guédez.

Intervención municipal
La directora de la Alcaldía de Baruta, Carmen Elisa Hernández, aseguró que en por lo menos dos ocasiones se ha reunido con los vecinos de la urbanización Sorocaima para dar curso a las denuncias, pero las condiciones en las que se han dado las reuniones han impedido llegar a acuerdo de convivencia. "Hay un grupo de vecinos que es muy radical", opinó la directora.

Hernández dio fe de que todas las actividades que tienen lugar en el Parque Cultural Hacienda La Trinidad cuentan con permisos de la alcaldía y del Instituto de Patrimonio Cultural.