• Caracas (Venezuela)

Mi Municipio

Al instante

Vecinos exigen transparencia en manejo de finanzas

Los derrumbes y las fallas en vialidad son algunas críticas de los habitantes a la alcaldía | Foto Julio Materano / Archivo

Los derrumbes y las fallas en vialidad son algunas críticas de los habitantes a la alcaldía | Foto Julio Materano / Archivo

En el municipio se quejan de que desconocen en detalle los procesos de distribución de los recursos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Los Naranjos, El Hatillo, sospechan que el dinero no se invierte correctamente. Basados en experiencias de asaltos, secuestros, derrumbes de tierras, huecos en las vías y otras fallas tangibles, los vecinos intuyen que los ingresos de la jurisdicción han sido mal administrados.

“Esto no es lo mismo de antes. Solo hay que ver y comprobarlo. Nuestro presupuesto es genérico y eso lo hace poco transparente. No conocemos en qué se destina y cómo se hace. El deterioro es nuestra única señal”, dice María Cristina Méndez, habitante de la calle 3 de Los Naranjos.

La iluminación en esa zona fue colocada por los vecinos. “Debimos reunir dinero para ponerla. No tuvimos apoyo de la alcaldía. Últimamente hacemos gestiones que no nos competen para intentar vivir mejor”, señala.

Los reclamos de los habitantes de Los Naranjos se extienden por el municipio. En La Unión perciben como deficiente la inversión en la zona. Renny Orta, vecino de ese sector, evalúa con desconcierto los principales problemas: “Inseguridad, vialidad y falta de iluminación. Si tapan un hueco, solo ponen un baño de asfalto en frío y eso se vuelva abrir. En la trocha, que comunica La Unión con el resto de la jurisdicción, no hay bombillos que alumbren en las noches, pero sí tenemos derrumbes”.

Denunciaron que la alcaldesa Myriam Do Nascimento habría nombrado a dedo a los miembros del Consejo Local de Planificación Pública, en el que se aprueban los recursos para inversiones propuestas por las comunidades. “Eligió a la secretaria a dedo. Nosotros, como vecinos, sentimos una desvinculación grande entre la comunidad y la alcaldía”, agrega Méndez.

El padecimiento se acentúa en Turgua. Allí, en medio de deslizamientos, se han registrado  fracturas en la carretera producto de las fuertes precipitaciones.

Hernán Villalobos, vecino de Turgua, asegura que son los menos considerados en El Hatillo por el Gobierno central y el municipal. “Cuando se nos cayó la carretera, no pedíamos bolsas de comida o agua. Solo queríamos una vía para poder trabajar y que los maestros pudieran llegar para que nuestros niños recibieran educación. Ya llevamos año y medio esperando por la recuperación de la vía. Aparentemente estará lista este mes”.

Indica que durante 25 años no han logrado que el presupuesto sea suficiente para atender sus problemas. “Entendemos que cuentan con una partida insuficiente, pero tienen que intentar distribuirla en consideración a las zonas afectadas”.


Alcaldía sin respuestas. El proyecto de presupuesto no llegó a tiempo al Concejo Municipal de El Hatillo. Hasta el 30 de noviembre hubo plazo de discutirlo en la cámara edilicia o pedir una prórroga, pero nunca fue consignado.

El concejal Eduardo Battistini informó que el presupuesto será reconducido el próximo año. “Debió entregarse, pero no se hizo. Hasta el 15 de diciembre teníamos oportunidad de debatirlo”. Ahora le tocará a la próxima cámara municipal. 

El año pasado se recondujo el presupuesto de El Hatillo. El Concejo Municipal estableció en ese momento restricciones para la ejecución de algunas partidas que eran manejadas por la alcaldía.  

El Nacional intentó entrevistar a Mariela Jiménez, directora de Administración y Finanzas de la Alcaldía de El Hatillo, que no ofreció declaraciones por encontrarse muy ocupada, de acuerdo con lo que informó el personal del despacho.  



Reto


Los habitantes de El Hatillo esperan que la próxima gestión administre de una manera más adecuada el presupuesto. “El nuevo alcalde debe estar en sintonía con los vecinos. Esperamos volver a contar con participación para levantar el municipio”, dijo María Cristina Méndez, vecina de Los Naranjos.

Myriam Do Nascimento, alcaldesa de El Hatillo, no fue considerada en las primarias de 2012, para reelegirse en el municipio.

Aunque el situado constitucional otorgado por el Gobierno es insuficiente, existen ingresos propios procedentes de la recaudación de impuestos comerciales y residenciales, entre otros. “Muchas cosas no funcionan adecuadamente, pero nosotros solo pedimos que estén operativos los servicios básicos: luz, agua y transporte”, subrayó Hernán Villalobos, vecino de Turgua.