• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

El Mausoleo de Bolívar estaba listo para ser inaugurado en diciembre

Están disponibles 12 guías para recibir a los asistentes. El recorrido dura alrededor de 30 minutos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El misterio se develó. Luego de más de dos años en obras y cuatro fechas de inauguración pospuestas, finalmente los ciudadanos pueden entrar al lugar en el que reposan los restos del Libertador Simón Bolívar.

Es un salón amplio. El granito negro traído de Sudáfrica para los pisos contrasta con el favetón blanco comprado en España, utilizado en las paredes. El mausoleo es una extensión del Panteón Nacional. Ambas estructuras están unidas por un túnel con paredes de vidrio. Al terminar de atravesar el pasillo se siente una mezcla de sobrecogimiento y frío. La tumba tiene 2.000 metros cuadrados y capacidad para recibir de 1.000 a 1.500 personas.

Al fondo reposan los restos de Bolívar, acompañados ­–como ha sido desde 1852– por el monumento hecho por el escultor italiano Pietro Tenerani.

Seis escalones elevan la urna de Bolívar del suelo. La base donde se encuentra el sarcófago es una roca monolítica de cinco toneladas. A su derecha están las banderas de Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Panamá. A la izquierda se repite, sola, la bandera de Venezuela. Hay, además, un banco de mármol para que los asistentes se sienten a descansar. En cada esquina de la urna, los Húsares del Libertador (Guardia de Honor Presidencial) custodian el sarcófago hecho con madera venezolana. Cada dos horas realizan la ceremonia de cambio de guardia.

Desde el mes de diciembre, 12 guías a cargo del Ministerio de Interior y Justicia estaban preparados para recibir a los visitantes de la tumba. El 17 de diciembre de 2012 era la fecha de inauguración ­­–prevista en principio para el 17 de diciembre de 2011, abril y el 24 de julio de 2012–, pero la condición de salud del fallecido presidente Hugo Chávez obligó a suspender el acto.

La impaciencia por conocer lo que hay detrás de la estructura de cerámica de 54 metros de altura hizo que más de 300 personas visitaran el edificio ayer en la mañana. Douglas Quijada acudió con su esposa e hija. La última vez que pisaron el Panteón fue hace más de siete años. Vinieron de Guarenas y aprovecharon para visitar también el Museo Histórico Militar: “Es impresionante. Estamos asombrados. al verlo por fuera no nos imaginábamos que era así por dentro. Es un sitio digno para Bolívar, y Dios quiera que se mantenga”.

La construcción del mausoleo empezó en julio de 2010. Desde entonces, el Panteón también permaneció cerrado. Así lo encontró Airam Núñez cuando fue a visitarlo por primera vez el año pasado. “Vine desde Carayaca, estado Vargas. Estaba haciendo diligencias cerca, y cuando me enteré de que se podía visitar aproveché para traer a mi hija de 7 años de edad. Las dos estamos conociendo el Panteón. Todo es muy hermoso. Los guías son muy amables y es muy fresco”, dijo.


Proyecto pendiente. En el mausoleo se invirtieron 560 millones de bolívares. El proyecto incluyó la construcción de una plaza en las adyacencias, la recuperación de los espacios del Foro Libertador y la construcción de un estacionamiento de tres niveles. La Oficina Presidencial de Planes y Proyectos Especiales fue la responsable de supervisar el proyecto. Francisco Sesto, presidente de la Opppe y ministro para la Transformación de la Gran Caracas, dijo a AVN sobre el Mausoleo que es "una obligación ética de la arquitectura dejar la huella en su tiempo. No se puede hacer nunca una arquitectura de imitación de otras épocas”.

La ruptura que hace el Mausoleo de Bolívar respecto a la arquitectura colonial de la otrora iglesia de la Santísima Trinidad y de su entorno es una de las principales críticas que hacen arquitectos y urbanistas a la obra. A eso se suma que la construcción se asignó a las empresas Danmar C.A y Rao sin que mediara una licitación.

Queda pendiente la construcción de 800 a 1.000 viviendas que forman parte del proyecto de renovación urbana previsto para la zona, que aún no ha empezado.

“Me parece espectacular el contraste entre la arquitectura colonial y las tendencias modernas de la arquitectura. Mi primo llegó ayer de México y aproveché para traerlo”, dijo Rafael Rodríguez, arquitecto y visitante del mausoleo.


Normas

El Mausoleo de Bolívar está abierto de martes a domingo desde las 9:00 am hasta las 5:00 pm. Los asistentes no pueden pasar con morrales y, aunque se permite tomar fotos, las cámaras no pueden tener flash.

El recorrido con los guías dura poco más de 30 minutos. Empieza desde el primer monumento del Panteón, donde reposan los restos de Santiago Mariño. En el lugar donde estaban los restos de Bolívar desde el 28 de octubre de 1876 colocaron una placa conmemorativa.

Los lunes los guías permanecen en las inmediaciones del Foro Libertador y realizan recorridos por la nueva plaza, el Cuartel San Carlos y el llamado Bosque de las Banderas. De día los pebeteros permanecen apagados, aunque la “llama eterna”, en la parte más alta del mausoleo, permanece encendida.