• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Quien maltrate a un animal podría recibir entre 8 y 45 días de cárcel

Zoológico El Pinar / Leonardo Noguera

Zoológico El Pinar / Leonardo Noguera

El Código Penal establece la detención judicial para quienes ocasionen la muerte o dañen a perros, gatos y otras especies

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que comenzó el año 2013 las denuncias de maltrato animal no han cesado. La mutilación inescrupulosa del cunaguaro del Parque El Pinar, junto con las decenas de mascotas envenenadas en varias urbanizaciones de El Junquito y El Paraíso, han abierto el debate sobre el respeto que la sociedad venezolana le tiene a los animales, el funcionamiento de los zoológicos y el cumplimiento de las leyes que sancionan estos hechos.

La Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, vigente desde hace tres años, ordena a cada municipio la creación de un centro de rescate, recuperación y atención de la fauna, pero la mayoría aún no lo tiene. Esta situación fue alertada por Vitalis en su informe anual. El presidente de la organización, Diego Díaz, expresa que en muchos casos tiene que ver con la falta de presupuesto.

“Los municipios tienen que dejar de hacerse los locos. Asimismo, los propietarios de mascotas afectadas deben acudir a la Defensoría Ambiental y exigir una respuesta de las autoridades. Este problema demanda la presencia de la Fiscalía, la policía local y el Ministerio de Sanidad. Cuando un perro es envenenado en la calle se convierte en un asunto de salud pública. Muchos municipios carecen de un albergue para perros o gatos, pero deberían hacer alianzas con las universidades, empresas y otras organizaciones para controlar la situación”.

La ley considera infracciones muy graves el maltrato que cause la muerte, la organización y celebración de peleas con caninos, el sacrificio de animales para consumo humano en lugares públicos, la esterilización o el sacrificio sin dolor de animales sin control facultativo, el comercio ilícito, la utilización de fauna para comercializar, traficar o distribuir sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

Todos estos delitos acarrearán multas que van desde 71 hasta 100 unidades tributarias. Lo paradójico es que en la mayoría de los casos no existe el ente para el pago de la sanción.

Leyes cruzadas

El Código Penal de Venezuela, en su artículo 437, señala: “El que sin necesidad haya matado un animal ajeno o le haya causado algún mal que lo inutilice, será penado por acusación de la parte agraviada, con arresto de 8 a 45 días. Si el perjuicio es ligero, podrá aplicarse solamente multa hasta por 150 unidades tributarias. Si el animal tan sólo hubiere disminuido de valor la pena de arresto será máximo de 15 días o la multa de 150 unidades tributarias”.

La presidenta de la Asociación Pro Defensa de los Animales, Cristina Camilloni, expresa que hay una contradicción entre ambos marcos legales. “No entiendo por qué la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica y en Cautiverio estipula sanciones menores a las del Código Penal. Tampoco comprendo por qué es una ley que sólo resguarda a perros y gatos”.

La Ley para la Protección de la Fauna Silvestre sólo controla la caza de especies y la Ley Penal del Ambiente carece de sanciones específicas para el maltrato de animales. “Todas tienen vacíos y necesitamos un marco legal amplio que proteja a los animales por igual”, concluyó.

 Pasado impune

El ataque indiscriminado a los animales no es algo nuevo. Camilloni recuerda que hace 20 años les sacaron los ojos a los cocodrilos del zoológico de Maracay.

La Red de Apoyo Canino denunció en su página web los hechos ocurridos en la Universidad de Carabobo, cuando un estudiante de la Facultad de Derecho arrojó desde un tercer piso a uno de los perros callejeros que rodeaban esa casa de estudio. Asimismo, el ataque a un refugio de perros y gatos en la urbanización Palo Verde, cuyo terreno fue invadido y en el que varios animales resultaron heridos o muertos.

También en Valencia, el caballo de carreras Lord and Me fue apuñalado por un hombre en el hipódromo, cuando era trasladado desde la caballeriza hasta el área de inspección veterinaria.

Diego Díaz, presidente de Vitalis, asegura que “mientras no haya alguien juzgado y sancionado por maltratar a un animal, estos delitos seguirán ocurriendo”.

Ambos expertos abogaron por un aumento en la difusión y discusión del marco legal existente.

LoDijo

Diego Díaz, presidente de Vitalis

“Hay que convertir la letra muerta de las leyes en letra viva. Nadie tiene el derecho de matar a un animal. Tenemos que reaccionar como cuando se meten con nuestros hijos y exigir una respuesta de las autoridades”.