• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

“Los infiltrados no existimos”

Yulei Trens integra el grupo de 22 familias que reciben el mote de “infiltradas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Yulei Trens lleva un año en el refugio y forma parte del grupo de 22 familias que reciben el mote de “infiltradas”, por haber llegado a La Rinconada después del grupo original.

Cuenta que vivía en el barrio El Mulatar de Catia y un buen día las paredes de su casa se empezaron a caer. Como estaba recién operada de la vesícula no llegó a la tribuna A junto a sus hermanas, que sí están censadas, y por ello, según cuenta, no tiene ni siquiera el derecho de entrar al comedor.
Ya recibió una notificación en la que le piden el desalojo del refugio, pero ella asegura que no tiene a dónde ir.

Es madre de un niño de 10 años de edad con necesidades especiales, Luis Alejandro, y de una niña de 4, María José. Para el primero ha pedido ayuda, pues sabe que requiere de otro tipo de atención; pero asegura que el padrino del refugio, el viceministro de Políticas Alimentarias, Carlos Franklin, ha ignorado sus requerimientos, al responderle sencillamente que como infiltrada no tiene derecho a beneficio alguno.

Trens denuncia que los coordinadores del refugio han traído a otros damnificados, por lo cual se pregunta “¿Por qué a ellos sí les han dado oportunidad y a nosotros no?”.

Esta damnificada de Gramovén dice que estaría dispuesta a mudarse, así sea para otro refugio, pero que por lo menos espera que le den la oportunidad de tener una vivienda algún día.